Jugar i jugar castellà


Liquidación Material Montessori al 40%
junio 11, 2012, 10:35 am
Filed under: Hablamos de nuestros productos

Liquidación de Material Montessori al 40%

Todos los M.  Montessori al 40% de desc.

Todos los M. Montessori al 40% de desc.

Apreciados clientes y amigos,

Hemos detectado que algunas referencias de la última partida que recibimos de Material Montessori presentan pequeños defectos de fabricación.

Tenemos bastante material en existencia y nos es imposible abrirlo todo para saber cuáles referencias se encuentran en perfecto estado y cuáles no tanto.

Como bien sabéis, nuestro compromiso es el de ofreceros materiales de la mejor calidad posible y por este motivo, hemos decidido cambiar de proveedor.

Desde hoy y hasta agotar existencias podréis comprar Material Montessori con un 40% de descuento. Os animamos a aprovechar esta oferta porque hay materiales que se encuentran en perfectas condiciones y los que no, son absolutamente utilizables, aunque con pequeñas imperfecciones.

Para disfrutar de esta promoción solo hace falta que entréis en vuestra cesta de la compra el código promocional PROMOCIONMONTESSORI y os calculará el descuento automáticamente.

Anuncios


Un gran Juego de Construcción
abril 20, 2012, 3:15 pm
Filed under: Hablamos de nuestros productos

Juego de Construcción Matador

Hace tiempo que no hablamos de alguno de nuestros productos y hoy nos apetece compartir con vosotros el cariño hacia uno de los mejores materiales de construcción que tenemos y del que somos representantes para venta a tiendas en España.

Pareciera que con este nombre la cosa no podría dar para mucho ¿verdad? En realidad, el origen del nombre de la marca es la unión de los nombres de pila de los fundadores de la empresa “Matias y Dorotah”, de nacionalidad austriaca. Este matrimonio con varios hijos decidió abrir un pequeño negocio familiar hace más de un siglo, y por aquellas épocas no se imaginaron que venderían en nuestro país.

Este juego de construcción de madera es un clásico con un siglo de éxito entre los niños y niñas de toda Europa. Es un producto de calidad que permite explorar la creatividad, la imaginación y la destreza a base de la construcción de estructuras y de formas clavando las diversas piezas de madera con un martillo que también es de madera.
Las creaciones son robustas, fiables y preciosas y siempre diferentes.

Construyendo con concentración

Construyendo con concentración

Nosotras le tenemos un aprecio especial porque lo hemos visto muchas veces en acción, cuando hacemos talleres y también con nuestros propios hijos en casa. Lo fantástico de este juego y uno de los motivos de ser uno de nuestros preferidos, es que permite crear juguetes como vehículos y robots que luego pueden utilizarse para jugar sin miedo a que se desmonten. Esta cualidad es sumamente valiosa, porque permite a los niños y niñas construirse su propio juguete.

Jugando con una construcción

Jugando con una construcción

Existen dos gamas del mismo producto, la Ki, que nosotras recomendamos para niños y niñas de 3 a 6 años y la gama Klassik, a partir de 7 años y que permite construir mecanismos sencillos, como una noria, una grúa y muchas cosas más.

Construcciones con la Gama Ki

Construcciones con la Gama Ki

Construcciones con la Gama KlassiK

Construcciones con la Gama KlassiK

Como ya sabéis, todos los que productos que os recomendamos en esta sección del blog son materiales con una larga historia: la de la búsqueda laboriosa que nos condujo hasta encontrarlos y seleccionarlos. Además, los hemos experimentado y usado ampliamente para conocerlos de primera mano, y poderos transmitir todo lo que nos pueden aportar.

Esperamos que este maravilloso juego de construcción os guste tanto como a nosotras y si ya lo tenéis, nos encantará que nos expliquèis vuestras propias experiencias.



diciembre 17, 2011, 8:36 pm
Filed under: Hablamos de nuestros productos

Hablamos de nuestros productos

Frida’s Tierchen:

hecho con las manos, hecho con el corazón

Esta es una iniciativa de las que nos roban el corazón. Una idea personal de una creadora, con una propuesta de producto artesano, de un diseño exquisito que apela a la sencillez, los materiales naturales y el juego abierto y libre. La elaboración es a mano, y con materias primas como la lana, el algodón y el fieltro, seleccionados por su gran calidad, que hacen de estas muñecas un auténtico placer para nos sentidos.

La artista responsable de este proyecto es María Salamanca, que conocemos hace algún tiempo. Dió forma a esta idea mientras esperaba a su hija, pensando en ofrecerle una muñeca de diseño cuidado y de carácter suave, que invitase al juego personal y creativo, y pudiera acompañarla durante mucho tiempo.

Frida’s Tierchen incluye muñecas que representan a una madre embarazada y a una madre con su bebé, y permite recrear los procesos del embarazo, el parto y la lactancia, por medio de una panza (llena o vacía), de un cordón umbilical que une la madre con el bebé, y de unos pequeños imanes en el interior del tejido, que facilitan la representación de la lactancia materna.

Nos encantan las muñecas de María. Nos parecen exquisitas tanto para el juego de los niños y niñas como para el puro placer de los adultos. Valoramos la riqueza de estas creaciones, pero también las condiciones de producción: porque apoyando a los pequeños artesanos que trabajan con tanta pasión como calidad, y comprándoles su producto, también apostamos personalmente por impulsar cambios hacia una sociedad más amorosa, justa y sostenible.

Claudio Sourrue



enero 23, 2011, 11:15 pm
Filed under: Hablamos de nuestros productos

Hablamos de nuestros productos

¿Por qué Like a Bike?

Uno de los objetos más mágicos para un niño es la bicicleta. Muchas veces significa un hito, un progreso, un motivo de alegría y símbolo de su crecimiento: desplazarse autónomamente…¡sobre ruedas! ¡qué aventura, aprender a montar en bici!

A nuestro parecer, elegir la bicicleta adecuada es importante si no queremos forzar etapas del desarrollo, sino acompañar su momento evolutivo, con un vehículo útil y gratificante.

Like a Bike es una excelente bicicleta de aprendizaje, y de hecho es la única marca que tenemos en nuestra tienda. Hemos indagado y probado, nosotras y nuestros hijos e hijas, diversos modelos y marcas, pero creemos que no hay otra tan ergonómica, resistente y bien diseñada. Muchas de las bicicletas de aprendizaje que hemos encontrado no son, en realidad, bicicletas sino juguetes, o son un intento de imitación y, aunque parezcan buenas, no reunen las prestaciones y la calidad de Like a Bike por lo que respecta al diseño, ligereza y durabilidad.

En cuanto a las bicis tradicionales, nuestra experiencia nos indica que dificultan y que impiden a los niños y niñas pequeños aprender a montar. A los dos años, muy pocos de ellos son capaces de pedalar coordinadamente a la vez que mantener la dirección con las manos y el equilibrio corporal necesario; a menudo, con una bici tradicional se desilusionan muy pronto y abandonan durante un largo tiempo. Más adelante, cuando ya son capaces de pedalear, todavía no mantienen el equilibrio y necesitan algun estabilizador (como las rueditas traseras), y dependen de eso para poder montar con confianza. Además, estas dificultades corporales requieren la participación de un adulto impulsando y dirigiendo el aprendizaje de forma externa, y eso disminuye, obviamente, la autonomía y el placer del descubrimiento y el recorrido personal del pequeño.

Like a Bike supera todo esto, prescindiendo de los pedales y los estabilizadores y ofreciendo una estructura básica para montar, dirigir con los brazos y permitir a las piernas y los pies ser los responsables del movimiento. El desplazamiento planteado de esta forma exige desarrollar el equilibrio corporal y la posición más natural posible de forma rápida y eficaz, sin dependencias externas de otras personas o de accesorios añadidos. El niño adquiere, a su ritmo y según su madurez física real, la autonomía y la destreza para avanzar, frenar, girar, retroceder o acelerar, ganado confianza y placer en su movimiento.

Si todo eso no fuese convincente, os animamos a observar qué hace un niño o niña, por sí mismos, con una bici sin pedales: en muy pocos días, y desde los dos años, encuentran el equilibrio y la estabilidad, se sienten seguros porque pueden poner los pies en el suelo siempre que sea necesario, pueden moderar la velocidad y en definitiva no están forzados a ir más allá de sus posibilidades reales, porque todo su desplazamiento depende únicamente de su cuerpo. Hemos observado a muchos niños con su primera Like a Bike y les hemos visto adquirir, en muy poco tiempo, habilidad y destreza de forma fluída y gratificante, y circular con autonomía y con libertad.

Las de nuestros hijos, después de tres años de uso continuado, sólo tienen golpes y rascadas en la madera, pero funcionan como el primer día y les acompañan a todas partes. Las bicis Like a Bike, además, hacen honor a una de las frases preferidas de Jugar i Jugar: ¡Eso lo guardaremos para nuestros nietos!



diciembre 21, 2010, 9:18 pm
Filed under: Hablamos de nuestros productos

Hablamos de nuestros productos

Estrellas

Un elemento navideño esencial: la estrella. Estrellas para el cielo del belén. Estrellas para un mural. Para la pared. Para la puerta. Para hacer una guirnalda. Para señalar la cueva. Para indicar el escondite de una sorpresa. Para envolver una ilusión. Para dar una pista. Para colgar de un árbol de fiesta.

Estrellas simples como éstas, de madera sin tratar, con un hilo para colgarlas. Podríamos pintarlas con muchos colores. Podríamos pintarlas con pocos colores, a juego con otros ornamentos. Podríamos barnizarlas con barniz o con aceite para madera, viendo cómo cambia de tonalidad pero mantiene el aspecto de madera. O también con pinturas especiales que brillan, de color dorado, o plateado, o con polvo de purpurina. Podríamos colgarlas como una guirnalda larga como la pared de nuestro recibidor. Podríamos escribir en ellas el nombre de cada miembro de nuestra familia y regalárselas. Podríamos colgarlas en la puerta de la entrada. Podríamos pegar en cada estrella una pequeña foto de los nuestros, y montar un móvil. Y un móvil más grande con todos aquellos que queremos y que son parte de nuestras vidas. Y otro más pequeño con los que ya no están pero nos acompañan girando como un satélite protector.

Un puñado de estrellas simples, sencillas, de estrellas solamente, de tres tamaños distintos. Quince estrellas de madera. Cinco euros. Unas cuantas ideas, dos manos, un corazón, un propósito. Un símbolo del ritual, la estrella.

Cuando las estrellas son personales, parece que estén vivas. Entonces iluminan los cielos de papel kraft y encienden las sonrisas en los rostros.



diciembre 14, 2010, 12:12 am
Filed under: Hablamos de nuestros productos

Hablamos de nuestros productos

Unos farolillos exquisitos

Claudio Sourrue

Después de andar buscando durante mucho tiempo, hemos encontrado unos farolillos exquisitos: hechos con mimo, arte y buen gusto, por unas artesanas de las de verdad. Mirad qué maravilla…

Nunia

Se trata de unas piezas hechas con papel de pergamino, con una ilustración deliciosa y un mecanismo sencillo y fiable que lo convierte en un elemento mágico para recibir y celebrar la Navidad.

Nunia

Para recibir a los Reyes Magos, para seguir la cabalgata, para una reunión especial, para dar calidez a un rincón de nuestra casa. Para acompañar un belén, o una mesa festiva, o para salir a pasear por las calles (especialmente si tenéis la suerte de vivir en pueblos o ciudades pequeñas sin excesiva contaminación lumínica), recorriéndolas con ese pedacito de luz que lo tiñe todo de un aire distinto.

Nunia

Hemos conseguido tres versiones de estas pequeñas obras de arte: uno de sobremesa, otro triangular y otro cilíndrico para llevar colgando, cada versión con una ilustración distinta.

Nunia

Nos entusiasma encontrar pequeñas maravillas como éstas, elaboradas con algo más que técnica y dedicación, y nos encanta poder ofreceros estos farolillos delicados, artesanales y únicos. A la vez, creemos que los productos bellos y de producción artesanal no están vetados a los niños: de su belleza y de su singularidad se extrae una nutrición estética y emocional de alta calidad; por eso, el mecanismo de estos farolillos está al alcance de los pequeños (bajo supervisión adulta) y son aptos para ser manejados, paseados, compartidos y disfrutados.

Creemos que los objetos hermosos que inspiran, que alimentan y que acompañan, apelan a la verdadera magia de la Navidad.

Claudio Sourrue



noviembre 28, 2010, 9:33 pm
Filed under: Hablamos de nuestros productos

Hablamos de nuestros productos

¿Por qué también tenemos esto?

A menudo, clientes y amigos nos han preguntado por qué no tenemos, en nuestra selección, espadas, ballestas o escudos. Durante mucho tiempo hemos pensado que estos llamados “juguetes bélicos” incitaban o legitimaban de algun modo la agresividad y creíamos, como mucha otra gente, que ofrecer estos materiales simbólicos se podría considerar una aceptación de la violencia.

Formándonos sobre desarrollo infantil, hemos aprendido que alrededor de los 4 o 5 años, se despierta en muchos niños y niñas la necesidad de experimentar entorno al impulso de protección, de refugio, de defensa: aparecen entonces espadas, armaduras, castillos, murallas. Estas vivencias forman parte de la historia de la condición humana, de nuestra memoria ancestral y colectiva, que los pequeños heredan y necesitan recrear para integrar.

También en esta edad se desarrolla progresivamente la conciencia del mal, y el impulso interno de experimentar la lucha entre iguales. Eso nos conduce a exporar la autoseparación, la medición de fuerzas, el conocimiento de los límites y la propia fuerza física y psicológica. El juego simbólico, con sus cualidades de representación y de roles, permite esta exploración de la fuerza y de la rivalidad, de una manera saludable. Se trata de un terreno simbólico, justamente el que permite cruzar límites de violencia fictícia, simulada o en cualquier caso mesurada, que de otro modo no serían aceptables. En este contexto, se hace posible esta transgresión, y solamente el juego libre puede otorgar los acuerdos y los permisos necesarios para explorarla. Los pequeños, entonces, pueden experimentar entre iguales, o adaptarse también cuando juegan a luchar con un niños menores que ellos: es habitual ver como, en este caso, miden mucho más su contundencia física que no en una lucha entre iguales.

tiny_packages

Así es como los arquetipos del caballero, del rey, las simbologías de la espada, el escudo, la corona, el castillo, tienen importancia y valor porque pueden representar las fuerzas contrapuestas del bien y del mal, de la protección, del poder, de la fuerza. En Catalunya, Sant Jordi es un ejemplo muy rico de figura que lucha contra un dragón (las fuerzas maléficas, involutivas).

El adulto que acompaña puede ofrecer situaciones preparadas y ayudar a crearlas: escenificaciones, juegos, representaciones de cuentos, donde niños y niñas juntos, en situación guiada, puedan vivir todos los personajes posibles, sin juicio de ningún tipo; porque en situaciones con contención y facilitación del adulto, ellos y ellas indistintamente puedan experimentar los roles de caballero y de princesa, con todo lo que conllevan.

Los instrumentos de lucha son un apoyo formal al servicio del juego simbólico, y por esta razón los niños se los fabrican con palos, ramas, escobas o tubos de cartón. Estos juegos de confrontación física tienen una dinámica diferente cuando se dan entre iguales y cuando son entre niño y adulto. En este último caso (en el cual la medición de fuerzas no es real), es importante que los límites establecidos sean muy claros, para que nuestras luchas resulten saludables y gratificantes.

Por otra parte, la fuerza física y la lucha forman parte de nuestra realidad. No hablamos aquí de las formas que adopta, de sus manifestaciones o de las causas que la provocan, sinó del diseño humano real que nos configura, de la agresividad y de la fuerza como rasgos definitorios de hombre y de mujer. Y, sobretodo, hablamos de cómo acompañamos, con límites claros, con mirada honesta y no con falsos juicios de valor, el desarrollo infantil saludable con todas, no sólo las que están bien vistas, todas las características que nos otorga el hecho de ser humanos y de vivir juntos.