Jugar i jugar castellà


¿POR QUÉ APRENDER JUGANDO ES LA CLAVE PARA LA PROSPERIDAD?
junio 12, 2014, 6:00 am
Filed under: Artículos de otros | Etiquetas: ,

Para que nuestra sociedad global pueda desarrollar soluciones a problemas urgentes en un mundo cada vez más impulsado por la tecnología y en cambio constante, tenemos que volver a emplear nuestra fuerza de trabajo para hacer lo que las máquinas no pueden: ser emprendedores, independientes y pensadores estratégicos- ser creadores con propósito.

Esto comienza con cambiar la forma en que los estudiantes, especialmente los más jóvenes, aprenden.

Ellos son el futuro, a pesar de todo, y tienen una fuerte necesidad evolutiva para jugar, como se describe en la revista Scientific American:

“En un estudio clásico publicado en Psicología del Desarrollo en 1973, los investigadores dividieron a 90 niños en edad preescolar en tres grupos. A un grupo se le dijo jugar libremente con cuatro objetos -eran una pila de toallas de papel, un destornillador, una tabla de madera y un montón de clips de papel. Se pidió al segundo grupo a imitar un investigador con los cuatro objetos. Al último grupo se les pidió que se sentaran en una mesa y dibujaran lo que quisieran, sin ver los objetos.

“Cada escenario duró 10 minutos. Inmediatamente después, los investigadores pidieron a los niños a pensar ideas sobre cómo se podría utilizar uno de los objetos. Los niños que habían jugado con los objetos con nombre, en promedio, hicieron un uso creativo de los objetos tres veces más que los jóvenes de los otros dos grupos. Esto nos sugiere que el juego fomenta el pensamiento creativo”

Aprendiendo a través del juego con el enfoque de “práctica, intelectualidad” es una poderosa manera de avanzar. El juego da a los niños el espacio para soñar, descubrir, improvisar, y la convención al desafío. Es crucial para el desarrollo social, emocional, cognitivo e incluso físico, ayudándolos a crecer “más equilibrados, más inteligentes y menos estresados.”

 

Fuente: forbes.com

Fuente: forbes.com

Pero, ¿a dónde se fue el juego?
Durante las últimas tres décadas, mientras que los escolares K- 12 se han convertido en los mejores examinados, también se han vuelto menos imaginativos, según muchos expertos en educación, incluyendo Kyung Hee Kim, un profesor de educación en la Universidad de William y Mary. En 2011, analizó las puntuaciones de las pruebas de Torrance de Pensamiento Creativo y encontró que: “los niños se han vuelto menos expresivos emocionalmente, con menos energía, menos locuaces y expresivos verbalmente, menos humorísticos, menos imaginativos, menos convencionales, menos vivos y apasionados, menos perspicaces, menos aptos para conectar cosas aparentemente irrelevantes, con menos capacidad de síntesis, y menos propensos a ver las cosas desde un ángulo diferente”.

“La mayor caída”, como autor, Hanna Rosin señala en The Atlantic que, “se ha estado en la medida de ‘la elaboración’, o la capacidad de tomar una idea y ampliarla de manera novedosa”.

En otras palabras, estamos en medio de una crisis de creatividad. En una época en la que estamos desesperados por nuevas respuestas a viejas preguntas, y que hasta para los niños, que lideran la etapa más fácilmente en los roles como innovadores, esto es un problema.

Las buenas noticias: Hay innovadores de alto impacto que se dedican a traer de vuelta el juego en gran medida. Están repensando el proceso de aprendizaje, inspirando a los niños y permitiéndoles aplicar la desobediencia constructiva y productiva.

“El juego no es un lujo”, dice Johann Olav Koss. Koss está en una misión para utilizar el deporte y el juego para educar y capacitar a los niños y jóvenes en las comunidades desfavorecidas para que superen los efectos dañinos de la pobreza, los conflictos y las enfermedades. Él es un patinador de velocidad noruego que rompió diez récords mundiales durante su carrera, se desempeña como presidente y director ejecutivo de la ONG internacional “Right to Play” (Derecho a jugar).

Koss, su personal y 13.500 entrenadores voluntarios llegan a más de un millón de niños cada semana. Utilizan juegos y métodos activos de aprendizaje basados en el juego como herramientas para la educación y el desarrollo. El fútbol, por ejemplo, se usa para enseñar la tolerancia y juegos sobre la prevención de enfermedades, la inmunización o problemas nacionales de salud.

“Todos los niños tienen derecho a jugar, no sólo porque es divertido, sino porque es fundamental para su educación y desarrollo saludable”, dijo, después de recibir el Premio LEGO del año pasado, otorgado por la Fundación LEGO (dedicada a redefinir el juego y a reimaginar aprender a construir un futuro impulsado por lo creativo, comprometido, aprendices de la vida) a las personas que han hecho una extraordinaria contribución en favor de los niños y jóvenes.

La Academia Americana de Pediatría estaría de acuerdo con Koss. El año pasado, llegaron a la conclusión de que el juego, ya sea organizado en interiores o al aire libre, “es un descanso necesario en el día para optimizar el desarrollo social, emocional, físico y cognitivo del niño”.

Que la verdad cada vez más evidente es también la razón por la que Jill Vialet, el fundador y CEO de Playworks, ha estado trabajando para reintroducir el juego a un sistema de educación de los EE.UU. Un sistema en el que casi la mitad de las escuelas han reducido o eliminado el recreo para tener más tiempo para las asignaturas centrales, donde en una de cada cuatro escuelas primarias ya no ofrecen el recreo para todos los cursos, y donde más de tres cuartas partes de los directores realmente quitan el recreo como parte de su plan de disciplina.

“Si queremos sacar lo mejor de nuestros hijos”, dice ella, “habría que empezar por darles un gran receso”.

Playworks funciona. Tiene un impacto positivo en el “clima” en las escuelas, haciendo mejores y más productivos los días escolares, según los expertos de Mathematica Policy Research y John W. Gardner Center de la Universidad de Stanford para Jóvenes y sus Comunidades.

Encontraron que Playworks, que actualmente opera en 500 escuelas de 22 ciudades de Estados Unidos, mejora la resolución de conflictos y el rendimiento académico, y reduce la agresión: los profesores del grupo de ensayo informaron una mayor sensación de seguridad, y los reportes de intimidación y comportamiento excluyente durante el recreo fueron casi a la mitad.

Vialet planea llegar a un millón de estudiantes en 2016.

El mundo en que vivimos ya no se ordena por la eficiencia industrial o repetición, sino todo lo contrario: la imprevisibilidad. Pero todavía nos educamos para fábricas de “educar a la gente fuera de su creatividad”, como Sir Ken Robinson decía – mientras que los empresarios de hoy en día sigan exigiendo habilidades “changemaking ” que incluyen la comunicación, el trabajo en equipo, la empatía, el pensamiento crítico y la resolución de problemas imaginativo.

Si queremos un mundo mejor, más inteligente, tenemos que cambiar la forma en que enseñamos a los niños de la próxima generación. Permitir que más estudiantes puedan crecer sin habilidades exploratorias, que les ayuden a alcanzar su potencial, sería criminal.
El juego puede ser la solución.

¿A qué estamos esperando?

Este artículo se publicó el pasado mes de abril en el blog de forbes.com y fue escrito por de John Converse Townsend. 

Anuncios


LOS ENEMIGOS DE LA CREATIVIDAD por Teresa Amábile
abril 25, 2014, 8:42 am
Filed under: Artículos de otros

Seguimos los contenidos de Estrategias Educativas desde hace tiempo, sus aportaciones son muy valiosas y siempre invitan a reflexionar sobre temas relacionados con la infancia.

Últimamente se habla mucho de la creatividad y de lo importante que es permitir que los niños y niñas puedan expresarse de múltiples formas. Las artes en general son un medio fantástico para explorar nuestras aptitudes y nos permiten conectar con nuestra propia esencia y desde allí, desde el origen de lo que somos surgen cosas maravillosas

Lamentablemente la faceta artística en nuestro país está relegada y no sólo no se le otorga la importancia que debería, sino que se le castiga y se le restan horas lectivas, como recientemente ha ocurrido con la nueva Ley de Educación que castiga fuertemente la plástica y la música.

 

estrategiaseducativas

 

Los Enemigos de la Creatividad” es un artículo original de Estrategias Educativas publicado el 13 de abril del 2014.

  • Vigilancia. Significa influir sobre los niños haciéndoles sentir que están permanentemente observados mientras trabajan.
  • Valoración. Los niños deberían preocuparse principalmente por estar satisfechos del resultado alcanzado, y no concentrarse en el modo en el que son valorados por los otros, o en lo que pensarán de ellos sus compañeros.
  • Recompensas. Este error consiste en el excesivo uso de premios. Si se hace un uso excesivo de las recompensas, éstas privan al niño del placer intrínseco en la actividad creativa.
  • Competición. Significa poner a los niños en una situación en la cual o se gana o se pierde, y en la que sólo una persona puede llegar a la cima (aunque, no obstante, pueden ejercerse competiciones sanas que alimenten el espíritu de grupo).
  • Excesivo control. Consiste en decir a los niños cómo deben hacer exactamente los deberes, cómo deben ayudar en casa e incluso cómo deben jugar. Esto induce a los niños a creer que cada originalidad es un error y que cada exploración una pérdida de tiempo.
  • Limitar las opciones. Significa decir a los niños qué actividades deberían emprender, en lugar de dejarles que vayan solos donde les lleven la curiosidad y la pasión. Sería mucho mejor dejar que el niño elija aquello que le interesa, y después apoyarle mientras sigue sus inclinaciones.
  • Presión. Consiste en crear expectativas grandiosas en torno a la capacidad de un niño.

Os dejamos el enlace aquí.



10 Cosas que deseo para los niños de hoy en día:
abril 16, 2014, 6:44 am
Filed under: Artículos de otros

Este artículo 10 Things I Wish for Today’s Kids se publico en Gras Stain Guru, un blog que seguimos hace tiempo y que os recomendamos ampliamente

“La infancia es el horno donde nos fundimos para ser esenciales y esa esencia nos forma para bien.”
-Katherine Anne Porter-

Jugarijugar

Como oradora y escritora, y espero que, líder en pensamientos en temas de infancia, paso mucho tiempo hablando con los padres, profesores (educadores) y en general, otros adultos. Son personas que trabajan con niños, tienen hijos o se preocupan por los niños.

Pero hoy, quiero hablar a los niños. Porque ellos también se merecen estar en esta conversación.

10 Cosas que deseo para los niños de hoy en día:

1. Que los medios de comunicación dejen de asustar a los padres 24 x 7 hrs. diciendo que el único lugar seguro es estar escondido en casa.

2. Que los responsables de tomar las decisiones se pongan a trabajar con la reforma de la verdadera educación. Aquella educación que de la oportunidad de aprender a amar aprender, y no sólo aprender lo que entra en un examen.

3. Que nosotros los “adultos” dejemos de juzgar y pedir tan alegremente la responsabilidad a educadores, parques, monitores de ocio y asociaciones comunitarias. Espero con todas mis fuerzas que, en realidad, te permitan jugar, tomar riesgos y divertirte en esta vida.

4. Que te des cuenta de que tienes opciones, y el derecho a cometer errores -y el mundo no dejará de girar cuando los cometas. Te lo prometo, incluso cuando lo sientas de esa manera.

5. Que tus padres te establezcan un límite de tiempo para pasar delante de la pantalla. Lo sé, no quieres oír esto, pero confía en mí – es una necesidad. La visión de la vida cuando levantas la vista de la pantalla es increíble.

6. Que aprendas a amar la lectura. Aunque hagan una película del libro, te aseguro que el libro va a ser mejor. Aprende a perderte en una historia y a tratar de escribir la tuya propia.

7. Que pases todo el rato que puedas en el exterior. Echa un vistazo al bosque, la playa, las montañas y todo lo que observes. Deja que la naturaleza te impresione.

8. Que aprendas a ser valiente, audaz, deja ondear tu propia bandera. No me refiero a vivir peligrosamente – pero me refiero a tener las agallas y coraje para vivir realmente y que no tengas miedo de ser tú mismo.

9. Que no obtengas todo lo que quieras, que las cosas no siempre te van a ser fáciles, que a veces vas a caerte de bruces y que vas a averiguar (sí, con el tiempo) que será algo positivo. (y que tus padres te van a DEJAR caerte a veces)

10. Que vas a tener la libertad para respirar y el espacio para explorar el mundo y descubrir quién eres en él.

Pues, eso es todo. Tengo un montón de esperanzas y deseos para vosotros chicos, pero lo que más deseo es que crezcáis sabiendo apreciar la vida tal y como es, rica y fascinante, y que sepáis cómo sacaros el polvo de encima y levantaros cada vez que las cosas se pongan difíciles, porque se pondrán.

¡Oh! Y que sepáis cómo reír – profundo, desde el vientre, que los huesos se os agiten de una carcajada. Es una de las habilidades que no se aprenden nunca.

Disfrutad del viaje y mucha suerte, chicos. Os apoyaré.

Bethe Almera.



Vuelven los niños
julio 12, 2013, 2:50 pm
Filed under: Artículos de otros

Foto flickr de sflovestory

Carlos González es Doctor en Pediatría, escritor y colabora habitualmente en diferentes publicaciones.

Vuelven los niños” es un artículo que nos llegó al corazón, suscribimos íntegramente sus palabras.

Hemos hecho nosotras mismas la traducción, ¡esperamos que os guste!

Diari Ara, 6 de Julio de 2013.

Vuelven los niños

Llega el verano y los críos vuelven a la ciudad. Niños que caminan cogidos de la mano, otros que van solos, niños que no caminan…

Vemos la niña enganchada a su padre como una paparra (“¿No tienes calor así, cariño?”) y la que danza y da saltitos a cada paso porque sería una pérdida de tiempo caminar normal bajo un cielo tan azul, cogiendo una mano querida, en un mundo tan nuevo. Niños que hacen todas las preguntas(“¿Qué hace aquel perro?”, “¿A dónde vamos?”, “¿Por qué los pobres no sacan dinero de los cajeros automáticos?”) y niños que tienen todas las respuestas (“Dos ensaïmades, yaya, dos ensaïmades grandes, por sólo un euro!”). El niño de dos años que disputa duramente a su hermana de seis el privilegio de empujar el carro del súper, los hermanos que han conseguido un carro cada uno y echan carreras, las mellizas sentadas todas serias en su cochecito, como si las acabaran de adquirir en una oferta de dos por una.

Vemos Yayas que gritan y amenazan y después ríen con otras abuelas, y niños que las quieren porque todos sabemos que las abuelas nunca se enfadan de verdad. Niños que se toman la lista de la compra con gran seriedad (“Harina, mamá, está aquí. ¿Qué más falta?”). La niña que intenta dominar sus primeras sandalas con el talón un poco alto, los adolescentes que aun buscan la manera de mover con armonía sus brazos y piernas súbitamente demasiado largos. Abuelos que ya no supervisan las obras públicas porque tienen cosas más interesantes que supervisar.  Niños que continúan tocando lo que les han dicho que no toquen, madres que están a punto de perder la paciencia pero que se lo piensan dos veces y lo dejan pasar. Niñas que ayudan y explican y lloran y ríen y suplican y corren y se lo miran todo con un interes y una veneración que hacen que nuestras calles parezcan parques y avenidas.

Los niños han vuelto a la ciudad, y la han iluminado. Como los bosques del Brasil al himno nacional de aquel país, me parece que nuestras ciudades, con niños, tienen más vida, y nuestra vida más amores. Renunciamos a muchas cosas el resto del año, cuando enviamos a nuestros niños y niñas a pasar la mayor parte del día dentro de un colegio. Marcharán en Septiembre y los días se harán más cortos y marcharán también las golondrinas y las flores se cerrarán y el cielo se volverá gris y las hojas caerán de los árboles. Volverán brevemente por Navidad, enmedio del frío del Invierno la ciudad se llenará de risas y luces y música y la gente volverá a sonreir. No solo los padres; toda la sociedad pierde alguna cosa importante cuando los niños no están. Espero que almenos les enseñen alguna cosa. Que nuestro sacrificio, ha valido la pena.



El juego de los bebés
marzo 1, 2013, 9:44 am
Filed under: Artículos de otros, Bebés

irina

Janet Lansbury ha actuado y sido modelo desde hace muchos años, pero su verdadera vocación la encontró al ser madre, cuando buscando orientación sobre crianza conoció el trabajo de Magda Gerber.

De eso ya hace 17 años y desde hace algunos años se dedica a impartir clases para padres centradas en los primeros años de vida de los bebés.

Ya hace un año que seguimos su blog y aportaciones en el facebook y es fascinante la cantidad de información y recursos que en él comparte, así que os recomendamos mucho visitarlo con calma.

Esta es una traducción del post Infant Play – Great Minds At Work (Captured On Video!), un post que explica el juego de los bebés y que además va acompañado de un vídeo que muestra un ejemplo de juego libre en dos etapas de desarrollo diferentes. La primera parte del vídeo es fantástica y en la segunda, cuando está jugando con puzzle, más que el propio juego que realiza, lo que reconocemos como valuoso, es la concentración, postura y libertad con la que lleva a cabo la actividad.

Nos han gustado especialmente los dos primeros párrafos del post porque nos sentimos muy identificadas con nuestro propio proceso en el descubrimiento de la importancia del juego libre en los bebés y niños mayores.

El juego de los bebés – Grandes mentes trabajando (captado en vídeo).
(Traducción).

He observado a cientos de niños durante más de diecisiete años y me siento cómoda diciendo que tengo una idea de su mundo, pero continúo sintiéndome incómoda cuando describo el “juego infantil” a los demás. Tengo la sensación de que las personas piensan, “Oh sí, claro, los niños jugando”. Pero en realidad, desde que el bebé tiene solo unas semanas, incluso días, puede acompañarse y convertirse en hábito la alegría interior que impulsa el juego. Y cuando aprendemos a reconocer, valorar y facilitar que este elemento inestimable en la vida de un bebé ocurra, se nos reservan sorpresas increíbles.

Los momentos de juego de un bebé pueden parecer muy aburridos a los ojos de los adultos. Nos sentimos obligados a entretenerlos (como yo lo hice), o creer que es necesario mantenerlos estimulados con movimientos continuos en soportes y asientos infantiles. A decir verdad, desperdiciamos nuestra energía ‘ocupando’ el tiempo de un bebé porque en nuestro afán, socavamos su deseo natural de iniciar sus propias actividades y absorber el mundo con sus propios recursos.

Los bebés son autodidactas y lo que realmente necesitan (y aporta enormes beneficios para el desarrollo, como se verá en el video) es el tiempo, la libertad y la confianza de poder “ser”.

Los adultos olvidamos que para ellos cada detalle del entorno, por mundano que parezca, es nuevo y estimulante – cada forma, contraste, sonido, incluso el más mínimo movimiento es fascinante. La vida es un patio de recreo: los bebés están “jugando” cuando miran a su alrededor, escuchan, sienten y huelen el aire, cuando tienen la libertad para alcanzar, agarrar, girar sus cuerpos, y pensar … pensar … pensar. (¿No te encantaría saber lo que los bebés están pensando?)

La primera vez que me di cuenta de que mi hijo estaba “jugando” sobre el cambiador, él tenía nueve días. Estábamos a punto de terminar el cambio de pañal y observé que estaba mirando una sombra en la pared, absolutamente absorto. Respiré profundamente, me contuve de interrumpir… y esperé. Cuando por fin me miró dos o tres minutos más tarde, le pregunté: “¿Quieres que te coja?” Y cuando sus ojos parecían decir: “Sí”, así lo hice.

Si respetamos estos momentos íntimos e importantes sin interrumpir, sentaremos las bases que permitirán que esos momentos de juego cada vez sean mayores hasta llegar a horas cuando se hacen mayores.

Un bebé es más participativo y aprende mejor cuando se confía en su propia agenda en lugar de responder a la nuestra. Cuando los bebés son “los escritores, directores y actores principales” de su tiempo de juego, palabras textuales de la experta Magda Gerber, se desarrollan fuertes capacidades cognitivas y se nutren de forma natural sus habilidades para explorar, imaginar y crear.

Nuestra función es diseñar un espacio seguro con unos cuantos juguetes y objetos simples, teniendo en cuenta que el placer sensorial que brinda la naturaleza siempre es preferible. Asegurémonos de que el bebé puede moverse libremente, al principio, recostado sobre su espalda y después debemos liberarnos de todas las expectativas (un reto interesante), y permitir que nuestro bebé haga lo que desee hacer.

Los objetos simples de formas poco definidas son los mejores para poner a su alcance, al igual que bolas de todos los tamaños, las servilletas de algodón, las grandes cadenas o anillas, cubos y bols para apilar, muñecas sencillas para bebés, etc. (Os recomendamos observar los ejemplos de materiales que se muestran en el vídeo.) A medida que el bebé comience a gatear o caminar por sí solo la selección puede ampliarse con estructuras para trepar y otros materiales, siempre teniendo en cuenta que queremos fomentar el aprendizaje activo, dirigido por el propio niño, confiando en su capacidad para resolver problemas y permitiendo la experimentación creativa en lugar de querer que “haga las cosas bien”.

Puesto que una imagen vale más que mil palabras (y ya llevo 600), vamos con el vídeo:

La primera sección es un bebé de cuatro meses y medio jugando al aire libre. Después observaremos al mismo niño con dos años de edad centrado en un rompecabezas. Se trata de un niño que pasó sus primeros años explorando libremente entre siestas, comidas y cambios de pañal. Nunca fue dirigido, nunca nadie le enseñó “cómo” se debía jugar. Fue interrumpido sólo cuando era absolutamente necesario.

A los ocho años, este niño sigue siendo un alegre aprendiz independiente.



El derecho de los niños y niñas a la movilidad
febrero 7, 2013, 12:16 pm
Filed under: Artículos de otros

Ya hace tiempo que en el facebook y en nuestras charlas hablamos de un tema que nos suele inquietar a padres y profesores. Se trata de la autonomía en la movilidad de los niños y niñas.
Desde pequeños, los niños buscan intimidad, durante los primeros 7 años, les es fácil  encontrarla en casa, repartida en pequeños espacios de tiempo que les suelen ser suficientes. Cuando son más grandes, eso cambia (o debería cambiar) y es cuando nos piden salir a comprar solos, ir caminando a la escuela o incluso salir a jugar con sus amigos sin la vigilancia de un adulto.

Los que ahora somos padres, muy probablemente pudimos disfrutar de esta autonomía cuando fuimos niños, pero las cosas han cambiado considerablemente y ahora para los niños es prácticamente imposible poder disfrutar de momentos de juego al aire libre sin la supervisión de un adulto.

Este artículo que os compartimos hoy, es una noticia publicada en un diario de Inglaterra, últimamente en este país diversas asociaciones están trabajando para recuperar las calles como espacios de juego.

En nuestro país no se ha hecho nunca un estudio como este, pero si se realizara, muy probablemente las estadísiticas que revelaría se parecerían bastante a las que publica el artículo.


“El derecho de los niños y las niñas a la movilidad”, aunque no habla de los posbiles perjuicios que tiene para el desarrollo de un niño la privación de estos espacios de autonomía en el juego, recoge resultados y reflexiones valiosas sobre este tema.

Por Telegraph reporters
13 de Enero de 2013

El derecho de los niños y las niñas a la mobilidad.

Sólo a uno de cada cuatro alumnos de primaria se les permite caminar solos a casa.

Según un informe publicado hoy, durante las últimas cuatro décadas, los niños y niñas de escuela primaria en Inglaterra han perdido gran parte de su libertad para moverse  en su barrio sin supervisión de un adulto.


telegraph

La investigación ha revelado que a sólo el 25% de los niños de primaria se les permite viajar de casa al colegio solos,  en comparación con el 86% que lo hacían en 1971 Foto: Alamy

A sólo el 25% de los niños de primaria se les permite viajar de casa al colegio solos, en comparación con el 86% que lo hacían 1971, así lo revela una investigación del Instituto de Estudios de Políticas (PSI) de la Universidad de Westminster.
Las cifras recopiladas por el Instituto en 1971, 1990 y 2010 descubrieron una gran reducción en la movilidad – independiente- de los jóvenes en la medida en la que los padres les permiten jugar y viajar alrededor de su área local sin ningún adulto que les supervise.

El estudio también encontró que los niños tienen menos independencia para moverse por si solos, en comparación con los niños alemanes de la misma edad. Niños y niñas de 11 a 15 años también se han estado enfrentando a mayores restricciones a su independencia.

Ben Watson, investigador en el Instituto, y uno de los autores del informe, dijo: “La movilidad independiente ha demostrado ser buena para el bienestar y el desarrollo de los niños y niñas, sin embargo, nuestra investigación muestra que ha disminuido considerablemente en las últimas cuatro décadas. La experiencia de Alemania muestra que esta caída no es un resultado inevitable de la vida moderna. Si nos preocupamos por la salud futura de nuestros niños, se deben tomar medidas para que puedan recuperar el derecho a un medio ambiente seguro al aire libre sin necesidad de supervisión de un adulto.”

Mayer Hillman, emérito investigador principal en el Instituto, que ha participado en la coordinación y el análisis de los resultados durante el período de 40 años de la investigación, dijo: “Es muy lamentable que se haya prestado tan poca atención a los daños causados por esta erosión en las libertades de los niños y en el deterioro de su calidad de vida. Se necesita invertir mucho más esfuerzo en revertir un proceso que esta teniendo resultados tan desafortunados.”

El grupo Sustrans ha lanzado recientemente la campaña “Kids Free Range” para que sea más fácil para los niños moverse de forma independiente, jugar al aire libre y explorar su comunidad local, y tener así las habilidades, oportunidades y apoyo para hacerlo de forma segura.

El presidente ejecutivo, Malcolm Shepherd dijo:. “Es una tragedia que tantos de nuestros niños no estén cumpliendo con los niveles recomendados de actividad física, pero es de extrañar que los padres no sientan que sus barrios sean seguros Necesitamos con urgencia hacer que nuestras comunidades sean más seguras si queremos volver a tener niños activos, que se desplacen a pie y en bicicleta a la escuela y que jueguen al aire libre. Los padres quieren ver calles más seguras -. el Gobierno debe cambiar el límite de velocidad estándar a 20 mph en las calles en las que vivimos, trabajamos y jugamos “

Cath Prisk, director de juego de Inglaterra, dijo:. “Este estudio confirma nuestras propias investigaciones, hay más barreras para jugar fuera y moverse de forma independiente para los niños de hoy que para las generaciones anteriores Curiosamente, la investigación muestra que los niños de otros países, como Alemania, son capaces de disfrutar mucho más de este derecho básico que sus pares ingleses.

“Los padres que quieren invertir esta tendencia preocupante deberían pensar en dar a sus hijos el don de la independencia en el hogar, en la puerta de casa, en su vecindario y más allá.”

Las encuestas para la investigación se realizaron a niños y a sus padres en 10 escuelas (cinco primarias y cinco secundarias) en cinco áreas de Inglaterra: Islington, Nottingham, Stevenage, Winchester y Oxfordshire rural. Y en Alemania, Kvln Innenstadt, Witten, Chorweiler Kvln, Wuppertal Langerfeld y Bochum.

A los niños se les preguntó si se les permitía cruzar las carreteras principales solos, utilizar los autobuses y las bicicletas sin un adulto, volver a casa de la escuela solos, viajar a otros lugares por su cuenta o con amigos, y salir solos por la noche.