Jugar i jugar castellà


El juego de los bebés
marzo 1, 2013, 9:44 am
Filed under: Artículos de otros, Bebés

irina

Janet Lansbury ha actuado y sido modelo desde hace muchos años, pero su verdadera vocación la encontró al ser madre, cuando buscando orientación sobre crianza conoció el trabajo de Magda Gerber.

De eso ya hace 17 años y desde hace algunos años se dedica a impartir clases para padres centradas en los primeros años de vida de los bebés.

Ya hace un año que seguimos su blog y aportaciones en el facebook y es fascinante la cantidad de información y recursos que en él comparte, así que os recomendamos mucho visitarlo con calma.

Esta es una traducción del post Infant Play – Great Minds At Work (Captured On Video!), un post que explica el juego de los bebés y que además va acompañado de un vídeo que muestra un ejemplo de juego libre en dos etapas de desarrollo diferentes. La primera parte del vídeo es fantástica y en la segunda, cuando está jugando con puzzle, más que el propio juego que realiza, lo que reconocemos como valuoso, es la concentración, postura y libertad con la que lleva a cabo la actividad.

Nos han gustado especialmente los dos primeros párrafos del post porque nos sentimos muy identificadas con nuestro propio proceso en el descubrimiento de la importancia del juego libre en los bebés y niños mayores.

El juego de los bebés – Grandes mentes trabajando (captado en vídeo).
(Traducción).

He observado a cientos de niños durante más de diecisiete años y me siento cómoda diciendo que tengo una idea de su mundo, pero continúo sintiéndome incómoda cuando describo el “juego infantil” a los demás. Tengo la sensación de que las personas piensan, “Oh sí, claro, los niños jugando”. Pero en realidad, desde que el bebé tiene solo unas semanas, incluso días, puede acompañarse y convertirse en hábito la alegría interior que impulsa el juego. Y cuando aprendemos a reconocer, valorar y facilitar que este elemento inestimable en la vida de un bebé ocurra, se nos reservan sorpresas increíbles.

Los momentos de juego de un bebé pueden parecer muy aburridos a los ojos de los adultos. Nos sentimos obligados a entretenerlos (como yo lo hice), o creer que es necesario mantenerlos estimulados con movimientos continuos en soportes y asientos infantiles. A decir verdad, desperdiciamos nuestra energía ‘ocupando’ el tiempo de un bebé porque en nuestro afán, socavamos su deseo natural de iniciar sus propias actividades y absorber el mundo con sus propios recursos.

Los bebés son autodidactas y lo que realmente necesitan (y aporta enormes beneficios para el desarrollo, como se verá en el video) es el tiempo, la libertad y la confianza de poder “ser”.

Los adultos olvidamos que para ellos cada detalle del entorno, por mundano que parezca, es nuevo y estimulante – cada forma, contraste, sonido, incluso el más mínimo movimiento es fascinante. La vida es un patio de recreo: los bebés están “jugando” cuando miran a su alrededor, escuchan, sienten y huelen el aire, cuando tienen la libertad para alcanzar, agarrar, girar sus cuerpos, y pensar … pensar … pensar. (¿No te encantaría saber lo que los bebés están pensando?)

La primera vez que me di cuenta de que mi hijo estaba “jugando” sobre el cambiador, él tenía nueve días. Estábamos a punto de terminar el cambio de pañal y observé que estaba mirando una sombra en la pared, absolutamente absorto. Respiré profundamente, me contuve de interrumpir… y esperé. Cuando por fin me miró dos o tres minutos más tarde, le pregunté: “¿Quieres que te coja?” Y cuando sus ojos parecían decir: “Sí”, así lo hice.

Si respetamos estos momentos íntimos e importantes sin interrumpir, sentaremos las bases que permitirán que esos momentos de juego cada vez sean mayores hasta llegar a horas cuando se hacen mayores.

Un bebé es más participativo y aprende mejor cuando se confía en su propia agenda en lugar de responder a la nuestra. Cuando los bebés son “los escritores, directores y actores principales” de su tiempo de juego, palabras textuales de la experta Magda Gerber, se desarrollan fuertes capacidades cognitivas y se nutren de forma natural sus habilidades para explorar, imaginar y crear.

Nuestra función es diseñar un espacio seguro con unos cuantos juguetes y objetos simples, teniendo en cuenta que el placer sensorial que brinda la naturaleza siempre es preferible. Asegurémonos de que el bebé puede moverse libremente, al principio, recostado sobre su espalda y después debemos liberarnos de todas las expectativas (un reto interesante), y permitir que nuestro bebé haga lo que desee hacer.

Los objetos simples de formas poco definidas son los mejores para poner a su alcance, al igual que bolas de todos los tamaños, las servilletas de algodón, las grandes cadenas o anillas, cubos y bols para apilar, muñecas sencillas para bebés, etc. (Os recomendamos observar los ejemplos de materiales que se muestran en el vídeo.) A medida que el bebé comience a gatear o caminar por sí solo la selección puede ampliarse con estructuras para trepar y otros materiales, siempre teniendo en cuenta que queremos fomentar el aprendizaje activo, dirigido por el propio niño, confiando en su capacidad para resolver problemas y permitiendo la experimentación creativa en lugar de querer que “haga las cosas bien”.

Puesto que una imagen vale más que mil palabras (y ya llevo 600), vamos con el vídeo:

La primera sección es un bebé de cuatro meses y medio jugando al aire libre. Después observaremos al mismo niño con dos años de edad centrado en un rompecabezas. Se trata de un niño que pasó sus primeros años explorando libremente entre siestas, comidas y cambios de pañal. Nunca fue dirigido, nunca nadie le enseñó “cómo” se debía jugar. Fue interrumpido sólo cuando era absolutamente necesario.

A los ocho años, este niño sigue siendo un alegre aprendiz independiente.

Anuncios

1 comentario so far
Deja un comentario

Muchas gracias por vuestras aportaciones. Os sigo desde hace tiempo y siempre me han gustado vuestros contenidos, os seguía como maestra pero desde hace 2 meses que soy madre y todo el tema del desarrollo para mi ahora ha tomado otra dimensión.

Me ha encantado la frase “deshacerse de las expectativas” realmente es muy difícil, yo solo con esa pequeña reflexión ya tengo para trabajar durante meses… no pretender nada, que tarea más complicada!

Os agradezco que después de tantos años continuéis aportando tanto a las familias y al juego, se nota que lo hacéis de corazón, esa es el alma de vuestra tienda y creedme, nos llegan vuestras ganas de que los niños jueguen mejor.

Felicidades y adelante con vuestra labor!

Comentario por María Jiménez




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: