Jugar i jugar castellà


JUEGO CREATIVO CON CAJAS DE CARTÓN
octubre 9, 2012, 8:46 am
Filed under: Crónicas del juego, Momentos de juego

JUEGO CREATIVO CON CAJAS DE CARTÓN

“Los niños aprenden mucho más jugando que estudiando, haciendo que mirando. El juego que hacen solos sin el control de los adultos es la forma cultural más alta que toca un niño. Los niños que han podido jugar bien y durante mucho tiempo serán adultos mejores.”                                       (Francesco Tonucci)

Hay cierta confusión acerca del concepto “aprender jugando” que no nos gusta demasiado. A menudo, cuando se hace referencia a esta idea, no se va más allá de disfrazar los aprendizajes unidireccionales (del maestro al alumno, del adulto al niño) con un envoltorio teóricamente divertido. El aprendizaje a través del juego no debería ser una máscara, no debería ser el azucarillo que disfraza el mal sabor de la píldora educativa y, sobre todo, no debería ser un trabajo elaborado principalmente por el adulto.
“Aprender jugando” es en si misma una expresión redundante: el juego ya es por si mismo la herramienta de aprendizaje de los niños y también la clave de su felicidad. Eso sí, siempre que sea un proceso elaborado por el niño a partir de sus experiencias, deseos, intereses y capacidades. Este proceso empieza por la observación del mundo, madura dentro del niño a través de su creatividad e imaginación, se realiza con alegría y entusiasmo, y se retroalimenta a través de la práctica y la manipulación.

Para entender mejor a qué nos referimos os invitamos a ver es este video en el que se presenta el proyecto de Caine, un niño de 9 años que construye él solo una completa sala de máquinas recreativas con cajas de cartón y algunas piezas de coches de segunda mano de la tienda de repuestos de su padre. Caine diseñó todas las máquinas, los marcadores, los mecanismos de seguridad, los tiquets, los premios y hasta el último detalle. Estéticamente no son las cajas de cartón mejor decoradas del mundo pero si uno observa su funcionamiento descubre que se trata de una enorme tarea de ingeniería, llena de soluciones imaginativas y sofisticadas. Realmente funcionan, se puede jugar con ellas y divertirse.

Por desgracia, el local del padre de Caine estaba situado en una zona industrial sin demasiadas oportunidades para conseguir clientes… hasta que pasó por allí un realizador, vio las máquinas, compró un pase y jugó. La historia de la sala de máquinas recreativas de Caine le pareció tan bonita que organizó un flashmob para sorprenderlo e hizo este video para mostrar al mundo lo que había hecho Caine…

El proyecto se desarrolla durante un verano, durante las largas horas sin escuela que Caine pasa en el taller de su padre. Encontramos el primer elemento importante: el tiempo. Cuando un niño acostumbrado a tener todo su tiempo planificado dispone, de repente, de largas horas sin obligaciones ni actividades programadas puede sentirse enormemente aburrido. Es posible que de ese aburrimiento no salga nada productivo durante horas o incluso días. Finalmente, sin embargo, es probable que el niño encuentre alguna ocupación a la que se entregará con una pasión e interés muy superior al de cualquier actividad que se le presente masticada, dirigida y cerrada. Es de esta manera que el niño se prepara para ser un adulto autocentrado y con iniciativa, y no en un ciego seguidor de lo que otros disponen, con pánico al tiempo libre. En ese tiempo aparentemente inútil de aburrimiento, el niño aprende a detectar cuales son sus verdaderos deseos y motivaciones. Dispone, además, del tiempo necesario para imaginar cómo llevar a cabo sus ideas.
El segundo elemento importante es la observación. Las ideas no son elementos etéreos que surgen en las mentes por generación espontánea. Las ideas son, por el contrario, elaboraciones internas de todo aquello que hemos observado, aprendido, tocado, olido, experimentado… Caine ha tenido la oportunidad de observar las máquinas recreativas, fijarse en su funcionamiento y experimentar el juego con ellas. Es importante que los niños tengan acceso a experiencias ricas y variadas, pero incluso la vivencia más humilde puede ser una fuente de inspiración para un niño.
Un tercer elemento es el interés, ya que Caine seguramente ha tenido oportunidad de observar muchas otras cosas en su mundo, a parte de las máquinas recreativas, y habría podido escoger otros muchos aspectos, bien sea de las máquinas (su aspecto externo, la música que suena en la sala…) como de otras cosas (los transportes, las casas, los árboles…) pero se fija concretamente en el funcionamiento de las máquinas recreativas. Sus intereses, seguramente muy ligados a sus capacidades, le llevan a enfocar su aproximación a las máquinas recreativas desde un punto de vista concreto. Esto podría relacionarse con la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner y los diferentes estilos de aprendizaje que se derivan.
El último elemento que queremos destacar es la alegría. Caine se vuelca en su proyecto con entusiasmo, la realización de sus ideas le provoca sensaciones placenteras que le permiten pasar horas y horas concentrado, totalmente entregado y realizando un trabajo descomunal que habría sido inabordable si se hubiera tratado de algo impuesto y alejado de sus intereses. Las horas pasadas en su sala recreativa de cartón son de felicidad absoluta para él.

La idea de Caine ha dado lugar al Global Cardboard Challenge, sesiones de juego y creatividad de alcance mundial impulsadas por la Imagination Fundation (fundación surgida de la iniciativa del equipo que realizó el video de Caine, con el objetivo de promover la creatividad y espíritu emprendedor de los niños).
Lo cierto es que ni a mi ni a Carmen ni a Claudia nos gusta mucho el espectáculo que se monta alrededor de la historia, poniendo a Caine en el ojo del huracán (televisión, prensa, etc.) pero sí que nos parece excelente la difusión del proyecto, que habla por si mismo, así como la idea del Cardboard Challenge.
Las cajas de cartón son un elemento maravilloso para desarrollar la imaginación de los niños. Que levante la mano quien no haya jugado en alguna ocasión con ellas: cajas de cereales, de zapatos, de un gran electrodoméstico… ¡A veces incluso es posible que la caja de un juguete proporcione más horas de juego que el propio juguete que contiene! Porque el niño no ve una caja de cartón: ve casas, coches, baúles, robots, cuevas, máquinas, cocinas…
Os animamos a apoyar esta iniciativa organizando vuestra propia sesión de juego y creatividad con cajas de cartón y a disfrutar con la desbordante imaginación de los niños y niñas.

Elena Ferro

Anuncios

2 comentarios so far
Deja un comentario

El video es genial. Ya no es solo la imaginación del niño sino las soluciones creativas que desarrolla. me parece un artículo genial sobre el aprendizaje que va implícito en el juego.

Comentario por Aprenent

Me quede cautivada y maravillada con tanta imaginación, el poder de la creatividad de un niño que tiene una familia que le da la oportunidad de ser: de crear en forma libre, fuera de los
juegos violentos que nuestros hijos tienen en todo momento, pero este pequeño encontro un juego que lo llena de alegria y satisfacción. Que hermosa experiencia debe ser un ejemplo a seguir para todos los niños del mundo.

Comentario por maria salinas puccio




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: