Jugar i jugar castellà


diciembre 20, 2011, 8:03 pm
Filed under: Especial Jugar i Jugar

Especial Jugar i Jugar

Navidad 2011

La Navidad es un tiempo de gran intensidad. De movimientos externos, de relaciones y de fiesta. Y de intensidad emocional, con rituales de textura densa, que amplifican a la vez las rugosidades del alma y la generosidad de las manos, que reciben y dan, brindan y acompañan más que nunca.

Claudio Sourrue

Todo parece cada vez más complejo en el revestimiendo de estos días. Posiblemente, tiempo atrás, hasta los deseos de los niños y niñas eran más simples. Una muñeca. Un camión. Un circuito de tren. Hoy, nuestros hijos e hijas nos piden una muñeca concreta con nombre comercial, o los pequeños monstruos de esa marca, y la confusión entre exigencia y deseo, entre ilusión y responsabilidad, crece en muchas familias. Algunas veces, se desviven por ese producto tan publicitado, y lo acabamos comprando: poco después, comprobamos que no les interesa tanto, y tenemos la tentación de reprocharlo (cómo, ¿y ahora no juegas? Si fuiste tú quien no paró de pedirlo!), como si los adultos necesitásemos el resultado de verlos usándolo para sentirnos recompensados, y el juego, tristemente, se convirtiera en una exigencia más.

Las madres y los padres somos los que observamos, conocemos y sabemos qué necesitan los pequeños y pequeñas. También en Navidad. Tenemos que encontrar la manera de ofrecerles algunos objetos de calidad, que alimenten su crecimiento, su salud y su alegría…y que nos permitan, a nosotros y nosotras, estar en paz con las decisiones que tomamos. Y no sólo eso. Necesitamos sobretodo inventar personalmente nuestra Navidad: los ambientes, los rituales que queremos vivir; las tradiciones familiares que queremos crear; lo que merece la pena y lo que es accesorio; lo que nos nutre y lo que nos empacha. Lo que queremos compartir de verdad, sabiendo que quedará fijado en su memoria y en la nuestra, como patrimonio íntimo de vivencias.

Porque lo que ilusiona de verdad no es el modelo exacto de muñeca de moda, sino la magia. Que todo suceda como por arte de encantamiento. Que alguien haya esparcido un rastro de polvo dorado de la entrada hasta el salón. Que, al levantarnos, la cocina esté limpia y ordenada, con flores frescas sobre la mesa, y una casita hecha de sábanas haya aparecido en medio del comedor. Que misteriosamente, cuando estamos juntos, suene el timbre y al abrir la puerta encontremos una gran cesta con leña, piñas, carbón… y nuestros dulces preferidos. La Navidad de dentro es este pacto, este acuerdo que establecemos los adultos entre todos, y sobretodo con nosotros mismos, para reinventar la maravilla, la sorpresa, la fascinación dibujada en los rostros de los pequeños y pequeñas. Este tiempo de tregua para volver a sentirnos, a mirarnos, para mimar nuestros pequeños círculos afectivos.

Claudio Sourrue

Que tengamos una Navidad más nuestra, más personal y más rica.

Que sea un tiempo de agradecimiento y de mirada tranquila, para poderlo ver con los ojos del corazón.

El equipo de Jugar i Jugar

Navidad 2011

Anuncios

1 comentario so far
Deja un comentario

Muchisimas gracias por poner en letras impresas lo que siento y no puedo expresar.

Comentario por Inma




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: