Jugar i jugar castellà


enero 23, 2011, 11:15 pm
Filed under: Hablamos de nuestros productos

Hablamos de nuestros productos

¿Por qué Like a Bike?

Uno de los objetos más mágicos para un niño es la bicicleta. Muchas veces significa un hito, un progreso, un motivo de alegría y símbolo de su crecimiento: desplazarse autónomamente…¡sobre ruedas! ¡qué aventura, aprender a montar en bici!

A nuestro parecer, elegir la bicicleta adecuada es importante si no queremos forzar etapas del desarrollo, sino acompañar su momento evolutivo, con un vehículo útil y gratificante.

Like a Bike es una excelente bicicleta de aprendizaje, y de hecho es la única marca que tenemos en nuestra tienda. Hemos indagado y probado, nosotras y nuestros hijos e hijas, diversos modelos y marcas, pero creemos que no hay otra tan ergonómica, resistente y bien diseñada. Muchas de las bicicletas de aprendizaje que hemos encontrado no son, en realidad, bicicletas sino juguetes, o son un intento de imitación y, aunque parezcan buenas, no reunen las prestaciones y la calidad de Like a Bike por lo que respecta al diseño, ligereza y durabilidad.

En cuanto a las bicis tradicionales, nuestra experiencia nos indica que dificultan y que impiden a los niños y niñas pequeños aprender a montar. A los dos años, muy pocos de ellos son capaces de pedalar coordinadamente a la vez que mantener la dirección con las manos y el equilibrio corporal necesario; a menudo, con una bici tradicional se desilusionan muy pronto y abandonan durante un largo tiempo. Más adelante, cuando ya son capaces de pedalear, todavía no mantienen el equilibrio y necesitan algun estabilizador (como las rueditas traseras), y dependen de eso para poder montar con confianza. Además, estas dificultades corporales requieren la participación de un adulto impulsando y dirigiendo el aprendizaje de forma externa, y eso disminuye, obviamente, la autonomía y el placer del descubrimiento y el recorrido personal del pequeño.

Like a Bike supera todo esto, prescindiendo de los pedales y los estabilizadores y ofreciendo una estructura básica para montar, dirigir con los brazos y permitir a las piernas y los pies ser los responsables del movimiento. El desplazamiento planteado de esta forma exige desarrollar el equilibrio corporal y la posición más natural posible de forma rápida y eficaz, sin dependencias externas de otras personas o de accesorios añadidos. El niño adquiere, a su ritmo y según su madurez física real, la autonomía y la destreza para avanzar, frenar, girar, retroceder o acelerar, ganado confianza y placer en su movimiento.

Si todo eso no fuese convincente, os animamos a observar qué hace un niño o niña, por sí mismos, con una bici sin pedales: en muy pocos días, y desde los dos años, encuentran el equilibrio y la estabilidad, se sienten seguros porque pueden poner los pies en el suelo siempre que sea necesario, pueden moderar la velocidad y en definitiva no están forzados a ir más allá de sus posibilidades reales, porque todo su desplazamiento depende únicamente de su cuerpo. Hemos observado a muchos niños con su primera Like a Bike y les hemos visto adquirir, en muy poco tiempo, habilidad y destreza de forma fluída y gratificante, y circular con autonomía y con libertad.

Las de nuestros hijos, después de tres años de uso continuado, sólo tienen golpes y rascadas en la madera, pero funcionan como el primer día y les acompañan a todas partes. Las bicis Like a Bike, además, hacen honor a una de las frases preferidas de Jugar i Jugar: ¡Eso lo guardaremos para nuestros nietos!

Anuncios


enero 15, 2011, 10:17 pm
Filed under: Crónicas del juego

Crónicas del Juego

Jugar i Jugar en Crecer en Familia

Hace ya algún tiempo que recibimos, de vez en cuando, invitaciones y propuestas de colaboración que nos llenan de ilusión; últimamente, un un artículo para la revista Aula, o una entrevista para Rac-1.

Esta vez hemos colaborado con la revista Crecer en Familia, especializada en crianza y primera infancia, y destinada a madres y padres. Se trata de una publicación que apreciamos especialmente, porque más allá de sus contenidos y de su factura cuidada, sentimos con ella una cierta complicidad: compartimos la mirada respetuosa e implicada hacia los niños y niñas, y las ganas de crecer a su lado, abiertas a observar, a hacernos preguntas y a descubrir cosas juntos.

En su número 12, la revista publica nuestro artículo Juguetes para vivir: materiales que acompañan el crecimiento, donde hablamos de las necesidades de los niños respecto a los materiales con los que pueden indagar, descubrir, evolucionar y disfrutar de sus aventuras personales y únicas; de la cantidad y la calidad de los juguetes, de la forma como los escogemos o como nos llegan a casa, y de la observación que necesitamos para acompañarles.

Estamos muy contentas de esta colaboración, de la edición tan cuidadosa y sugerente y de la acogida que ha tenido entre lectores, tanto en famílias como en proyectos educativos.

Pronto tendremos disponible este artículo en nuestra web. Mientras, queremos animaros a descubrir, también, esta publicación que divulga información, elementos de reflexión y recursos al servicio de una crianza respetuosa, consciente y feliz.
Encontraréis Crecer en Familia en muchos kioscos, en los centros Fnac y por suscripción en grao.com



enero 2, 2011, 10:40 pm
Filed under: Crónicas del juego

Crónicas del Juego

Noche de Reyes

Tetsumo

Hace algunos años, nos dimos cuenta de que los Reyes Magos, además de traernos regalos, podían traernos también otro tipo de magia. Con el tiempo, hemos descubierto que a nuestros hijos parecen gustarles tanto estas pequeñas cosas inesperadas que aparecen el día 6 en casa, como los propios regalos.

Algunas fotos familiares colocadas en un marco: parece ser que a los Reyes Magos no les convence eso de hacer miles de fotos con cámaras digitales que luego nadie pasa a papel…y los pequeños suelen estar completamente de acuerdo.

Un mueble que, con el paso de los Reyes por nuestra casa, ha cambiado de lugar.

Tres vasos antiguos, viejos y usados, en los que Sus Majestades bebieron durante la noche y que dejaron olvidados en la mesa de nuestra cocina.

Una lámpara nueva que no habíamos pedido.

Restos de incienso o de mirra en algún rincón de nuestra sala.

Un columpio colgado del techo.

Una cabaña hecha con dos sillas, dos escobas y una sábana vieja, con todos nuestros regalos dentro.

Flores frescas por la casa.

Un cd de musica nuevo, sonando cuando nos levantamos.

Los Reyes Magos son infinitamente creativos, incansables, traviesos, espabilados y mágicos. Y trabajan toda la noche, aunque no sabemos cómo, para sorprendernos a todos, a pequeños y a mayores.

Como ya sabemos esto, hace días que en casa hablamos de las cosas que hicieron los Reyes el año pasado y de lo que podrían tener en mente para este año.

Charamelody

Feliz noche de Reyes, sea como sea la vuestra. Que tenga algo de magia, de imaginación, de esperanza y de maravilla.