Jugar i jugar castellà


noviembre 28, 2010, 9:33 pm
Filed under: Hablamos de nuestros productos

Hablamos de nuestros productos

¿Por qué también tenemos esto?

A menudo, clientes y amigos nos han preguntado por qué no tenemos, en nuestra selección, espadas, ballestas o escudos. Durante mucho tiempo hemos pensado que estos llamados “juguetes bélicos” incitaban o legitimaban de algun modo la agresividad y creíamos, como mucha otra gente, que ofrecer estos materiales simbólicos se podría considerar una aceptación de la violencia.

Formándonos sobre desarrollo infantil, hemos aprendido que alrededor de los 4 o 5 años, se despierta en muchos niños y niñas la necesidad de experimentar entorno al impulso de protección, de refugio, de defensa: aparecen entonces espadas, armaduras, castillos, murallas. Estas vivencias forman parte de la historia de la condición humana, de nuestra memoria ancestral y colectiva, que los pequeños heredan y necesitan recrear para integrar.

También en esta edad se desarrolla progresivamente la conciencia del mal, y el impulso interno de experimentar la lucha entre iguales. Eso nos conduce a exporar la autoseparación, la medición de fuerzas, el conocimiento de los límites y la propia fuerza física y psicológica. El juego simbólico, con sus cualidades de representación y de roles, permite esta exploración de la fuerza y de la rivalidad, de una manera saludable. Se trata de un terreno simbólico, justamente el que permite cruzar límites de violencia fictícia, simulada o en cualquier caso mesurada, que de otro modo no serían aceptables. En este contexto, se hace posible esta transgresión, y solamente el juego libre puede otorgar los acuerdos y los permisos necesarios para explorarla. Los pequeños, entonces, pueden experimentar entre iguales, o adaptarse también cuando juegan a luchar con un niños menores que ellos: es habitual ver como, en este caso, miden mucho más su contundencia física que no en una lucha entre iguales.

tiny_packages

Así es como los arquetipos del caballero, del rey, las simbologías de la espada, el escudo, la corona, el castillo, tienen importancia y valor porque pueden representar las fuerzas contrapuestas del bien y del mal, de la protección, del poder, de la fuerza. En Catalunya, Sant Jordi es un ejemplo muy rico de figura que lucha contra un dragón (las fuerzas maléficas, involutivas).

El adulto que acompaña puede ofrecer situaciones preparadas y ayudar a crearlas: escenificaciones, juegos, representaciones de cuentos, donde niños y niñas juntos, en situación guiada, puedan vivir todos los personajes posibles, sin juicio de ningún tipo; porque en situaciones con contención y facilitación del adulto, ellos y ellas indistintamente puedan experimentar los roles de caballero y de princesa, con todo lo que conllevan.

Los instrumentos de lucha son un apoyo formal al servicio del juego simbólico, y por esta razón los niños se los fabrican con palos, ramas, escobas o tubos de cartón. Estos juegos de confrontación física tienen una dinámica diferente cuando se dan entre iguales y cuando son entre niño y adulto. En este último caso (en el cual la medición de fuerzas no es real), es importante que los límites establecidos sean muy claros, para que nuestras luchas resulten saludables y gratificantes.

Por otra parte, la fuerza física y la lucha forman parte de nuestra realidad. No hablamos aquí de las formas que adopta, de sus manifestaciones o de las causas que la provocan, sinó del diseño humano real que nos configura, de la agresividad y de la fuerza como rasgos definitorios de hombre y de mujer. Y, sobretodo, hablamos de cómo acompañamos, con límites claros, con mirada honesta y no con falsos juicios de valor, el desarrollo infantil saludable con todas, no sólo las que están bien vistas, todas las características que nos otorga el hecho de ser humanos y de vivir juntos.

Anuncios

9 comentarios so far
Deja un comentario

M’ha resultat molt interessant aquest article que és una mica “revolucionari” en relació a la diferència de gènere.
En els darrers anys s’ha insistit en la idea de no fomentar jocs de batalles i lluita entre els infans, però, com bé dieu, els infants necessiten d’aquest simbolisme per desenvolupar la seva pròpia identitat.
Amb els contes passa una mica el mateix. S’han dirigit molts esforços per crear contes que no hi hagués elements violents o agressius (p.ex:al conte de la caputxeta el llop al final no moria i, a sobre, demanava perdó) i, cada vegada més ens adonem que aquests elements són necessaris per tal que els infants desenvolupin estratègies i recursos.

Moltes gràcies per ajudar-nos a reflexionar!!!

Isabel de l’escola Congrés-Indians.

Comentario por electrotipia

Me encantó el articulo chicas, estoy de acuerdo al 100% con 4 niños, 3 de ellos chicos, puedo daros la razón con conocimiento de causa.:)

Comentario por Meisi

En línea con este artículo que comparto, hay cosas mucho peores q los juguetes bélicos y q la sociedad aplaude, os mando una foto de niños en un MONASTERIO BUDISTA q se preparan para ser monjes y jugando con pistolas o maquinitas. Y nadie se rasga las vestiduras por ello:)

http://www.elblogalternativo.com/2009/12/02/todos-los-ninos-del-mundo-son-iguales/#comment-76817

Saludos juguetones

Comentario por MMar

A mi lo que me parece aterrador es que niños de 5 años celebren los cumpleaños en centros Laser Game, donde se ponen un chaleco con una diana en el pecho y una metralleta y tienen que dispararles a sus compañeros, me parece de una violencia atroz. ¿O soy yo la única loca que piensa esto?. Paula

Comentario por Paula

Completamente de acuerdo Paula, ese tipo de juegos no favorecen en nada el desarrollo infantil. Una situación tan real y tan preparada sí que puede insitar a la violencia.

Comentario por Sivia

[…] raiz de este articulo de jugarijugar https://jugarijugarcast.wordpress.com/2010/11/28/483/#comments se remueven mis ideas en relacion a los juguetes […]

Pingback por JUEGOS BÉLICOS ¿SI O NO? - Crianzaconamor

[…] ¿Cuanto saben los niños de armas? Entre poco y nada. Los policias y los ladrones llevan pistolas, los indios, arcos y flechas, los soldados del 5º regimiento de Little creek, rifles y los astronautas del infinito y más allá, un laser en la muñeca chulo que te cagas. El juego es básico para los niños y a partir de los 5 años más o menos, empiezan a sentir la necesidad de formar parte de un grupo, permanente, amigos del cole, la calle, como efímeros, un partido, un juego, policías y ladrones, la cadena,…y es aquí cuando los niños nos piden las herramientas apropiadas para este juego, las armas. Creo que es así como tenemos que verlo, para jugar a ser indio hace falta un arco y unas flechas y por muy tradicional y por muchos recuerdos nostalgicos que nos traiga, no deja de ser lo mismo que un arma de Halo·4, una herramienta para jugar. Mucho mejor explicado, aquí mismo. […]

Pingback por Todo lo que Quisiste saber y Nunca te Atreviste a Preguntar para Comprar Juguetes estas Navidades | Castillos en el aire

[…] entraran en casa. Fue después de leer unas cuantas lecturas al respeto (recomiendo el artículo de jugar i jugar) que entendí que se trata de una parte más del juego simbólico y es así como empezó nuestro […]

Pingback por La naturaleza, el mejor juguete… | 3macarrons

[…] un extracto de un enlace al blog de Jugarijugar que muy acertadamente incluyeron en el debate en Facebook […]

Pingback por ¿El juego simbólico normaliza la violencia en los niños? | Tigriteando




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: