Jugar i jugar castellà


mayo 27, 2010, 9:35 pm
Filed under: Delicatessen, Nos gusta

Delicatessen

Dia Internacional del Juego: ¿juegas con nosotros?


¡Estamos de fiesta en Jugar i Jugar!


Nos gusta pensar que, hoy, los adultos podemos encontrar un momento para reconocer la importancia de que los niños y niñas jueguen y lo hagan con calidad; con calidad de tiempos y espacios respetados, con materiales adecuados y en condiciones de libertad.


Para celebrar este día a lo grande, hemos organizado un sorteo con varios productos de nuestra tienda para los amigos, lectores, compradores o usuarios de Jugar i Jugar.


Para participar en el sorteo
, sólo debéis viajar un poco en el tiempo, recuperar algún recuerdo personal de juego y compartirlo aquí. ¿Qué juego era vuestro favorito? ¿en qué lugares solíais jugar? ¿qué emociones tenéis guardadas en relación con vuestros juegos?


Sorteo Jugar i Jugar

Primera opción. Lote de materiales para los más pequeños:

Un muñeco con anilla, un sonajero y una torre cónica


Segunda opción. Para acompañar los ratos de juego simbólico, podrás escoger uno de estos materiales:


Una cocinita plegable con un juego de plato y cubiertos ó,



Un puesto de venta con una caja registradora ó,



Una muñeca con una mochila portabebés.


Tercera opción. Para los amantes de los transportes, podrás elegir entre los siguientes vehículos:


Un tractor con remolque junto con un avión ó,



Un Set de coches pequeños y una canoa ó,


El gran barco pirata con muchos accesorios.

Cuarta opción. Para los constructores, podrás escoger entre estas propuestas:


Unos Eco Bloques y un set de 6 duendecillos ó,



Un juego “Ki 1” de Matador ó,



Un juego “Klassik 2” de Matador.


Quinta opción. Para acompañar los ratos de juego al aire libre, podrás escoger entre estos materiales:


Una carretilla y una bolsa para jardinería ó,



Una balanza con dos cubos y una polea ó,



Un teleférico, un observador de insectos y una linterna de madera.


Sexta y última opción. Para los que se columpian, se cuelgan, escalan…. Podrás escoger entre estas propuestas:


Un columpio IKARUS ó,



Una Escalera Red ó,


Una escalera triple y una cuerda con nudos.



Admitiremos un solo comentario por participante. Cerraremos el sorteo el próximo viernes 4 de Junio a las 22:00h y anunciaremos el ganador el lunes 7 en este mismo blog.


El ganador o ganadora deberá responder en un plazo máximo de 15 días: pasado este tiempo sin respuesta, entenderemos que renuncia al regalo.

Anuncios

110 comentarios so far
Deja un comentario

[…] I per celebrar aquesta diada, hem organitzat un sorteig de jocs i materials Jugar i Jugar per als amics, lectors, compradors i usuaris. Podeu veure’l i participar-hi aquí. […]

Pingback por Jugarijugar's Blog

De pequeña solía pasar los veranos en el pueblo de mi padre y sólo con poder salir a jugar a la calle ya era otra cosa!!!! Me encantaba jugar a fútbol, saltar a las “gomas”, y la “xerranca” era también uno de mis preferidos… Con poco nos conformábamos…

Gracias por el sorteo!

cal_rubies arroba yahoo punto es

Comentario por janil

Nuestro juego secreto era trastear entre las cajas de ropa antigua del almacén de la tienda de confección de mi abuelo. Me disfrazaba con viejos trajes de novia sin vender, bañadores de los años 60, y fantaseábamos entre camisones, abrigos y telas de todos los colores. Ni nos dábamos cuenta del calor que se pasaba en aquellas tardes de verano.

Comentario por tresnaranjas

El meu joc preferit era fer pastetes de fang al pati de l’escola, jugar a cotxes amb els meus veïns, i a papas i mamas, i al “bote” al carrer, i a fer ninos de llana amb la meva àvia!
Qué bé que ens ho pasàvem!!
Gràcies per deixar aquest espai per recordar….

Comentario por Gemma

Avui que plou, deixeu-m’he recordar que els dies de pluja desmuntavem la sala a ma mare, el joc consistia en muntar una estructura amb cadires i tot el que trobessis, amagar-s’hi o no dins i tapar-ho amb llençols i robes, l’altre equip havia d’endevinar si erem realment a dins o amagats a la cuina,el truc era insinuar una punta de sabata per sota el llençol o la forma del cul, erem 6 germans i era molt divertit!

Comentario por Rosaura

Los momentos de juego suponían libertad: estar en la calle con amigos jugando a lo que fuera surgiendo: a la goma, a la cuerda, al escondite, al rescate, a las peonzas, a interpretar canciones, al balón prisionero. Cada minuto transcurría despacio, en compañía y sin prisas

Comentario por Yolanda

Hola, nosaltres solíem jugar a gomes a l’aire lliure, i a la xerranca, sobretot ls xerranca ens agradava molt perquè la meva mare també jugava!
Un altre joc que ens encantava era a dins de casa, sota la taula muntaven una caseta amb llençols, i jugàvem a viure allí!

Comentario por meritxell

Pues si echo la vista atrás recuerdo algo que en parte se ha perdido bastante hoy en día, y es el hecho de bajar al parque a jugar debajo de casa. Jugar a las gomas, a la xarranca y a pilla pilla, al escondite, pero todo al aire libre.

Comentario por Begoña

Jo recordo jugar a fer cabanes amb branques de palmera, pals i altres materials als jardins d’una casa pairal abandonada del meu poble. Avui dia la casa està restaurda i és un casal del poble i els jardins molt nets i ben cuidats. Està molt “bonic”però ja no veig xiquets i xiquetes fen cabanes. Llàstima segur que a part de xalar moltíssim també vam aprendre moltes coses.
Vinga a jugar i jugar!!!!
keka

Comentario por Francesca Lamarca

Lo primero que viene a mi mente es un atardecer en una plazoleta de tierra donde nos reuníamos cada tarde con los amigos-vecinos a jugar al pillarse ¡y mi hermano que era mucho más ágil que yo siempre me rescataba! cuando ya el corazón latía muy fuerte una abuelita que vivía allí sacaba una cuerda laaaaaaargaaaaa muy larga y hacíamos una gran fila saltando todos al compás de canciones que ahora mismo escucho en mis pensamientos, como si tuviera 6 años como en aquél entonces…cuando la tarde se iba y el cielo comenzaba a cubrirse con el manto de la noche, salía mi papá y ponía sus manos en su boca, como si fuera un trompetista y tal cual anunciaban la llegada del rey en los cuentos, él simulaba el sonido de una trompeta ¡lo cual era la señal que indicaba que ya había que bañarse y dormir! y todos los niños y las niñas -que no eran poc@s- regresaban a sus casas…hasta que el siguiente atardedcer nos convocara nuevamente…

Comentario por Bet

recuerdo de niña jugar a ser una famosa cantante….me vestia con zapatos de tacones, un vestido con brillos, sobrero con plumas y muchos accesorios de cabaret…collartes, pendientes, me pintaba como podia la cara…luego tomaba mi guitarra pekeñita y me sentaba en una sillita de mimbre…me situaba en una altura para simular un escenario…cerraba las cortinas, encendia una linterna que me diera directo a la cara para simular los focos de un gran escenario…y colocaba muchas sillas enfrente con peluches y muñecas que eran mi publico…luego la radio para tener un fondo musical…y empezaba la funcion cantando como janis joplin que le encantaba a mis padres en ese tiempo…y yo era ella en ese momento…la mas grande, la mas maravillosa, la mas fuerte…era capaz de llegar a todo el mundo con mi voz…era increible pero era inmensamente feliz creyendo que algun dia seria muy famosa cantandole con alegria y entrega a la gente…esta es mi historia, hoy no soy famosa…pero si que canto, y para mis hijos y mi compañero soy la mas maravillosa cantante que existe…y eso me hace inmensamente feliz!!!

Comentario por pame

els meus pares tenien una botiga i jo passava hores amb les meves amigues jugant al carrer. Entremig de la voràgine de pisos, hi havia un petit descampat en forma de muntanyeta, i aquell era el nostre lloc predilecte per jugar a fer cabanyes amb pals i cartrons,fer cuinetes amb el fang i molt de joc simbòlic. era meravellós poder jugar al carrer i amb elements de l’entorn(pedres, sorra, fusta, cartrons).

Comentario por MARTA

Me gustaba jugar en la calle: cadeneta, txorro-morro, beisbol con una pelotita de papel albal, a la goma….

Comentario por Edur

De pequeña me encantaba salir a la calle a jugar con lo primero q encontrabamos!! Una caja de cartón, tipo de una nevera, era lo mejor que nos podiamos encontrar, nos metiamos dentro y rodabamos por toda la calle!! GENIAL! Nos haciamos pelotas con una bolsa de plastico llena de trapos.. etc etc!!

Comentario por Sara

cierto quee que los tiempos desgraciadamente han cambiado para el juego y antes era todo el dia en la calle, en mi pueblo en la calle que estaba sin asfaltar habia una gran piedra en un lado y esta nos servia de mostrador para jugar a los tenderos, restaurantes, preparabamos comidas con hojas y arena, que barato es jugar y ser libre.

Comentario por Raquel

Yo de mi infancia tengo un recuerdo de un Angeloso precioso que me regalaron cuando tenía tres añitos porque estaba ingresada en el hospital. Horas y horas me ha acompañado este tierno osito en mis andanzas por la niñez. Incluso dormía con él. Tanto jugaba con él que mi madre no hacía más que remendarlo y remendarlo por que se le soltaba una orejita o se le caía la colita. Un año, por mi cumpleaños, me regalaron otro Angeloso porque el mío estaba muy estropeado, pero jamás acepté cambiarlo por el mío, así que tuvieron que ir a devolverlo a la tienda.

Tanto amor cogí a ese osito que hoy tengo 26 años y aún sigue sobre mi cama. Eso sí, ya no duermo con él 😛

Os dejo una foto del Oso Angeloso. Este es el modelo que aún descansa sobre mi cama:

Comentario por Sylvia

Me gustaban muchas cosasde pequeña… todas vinculadas a mi padre: las cometas que confeccionábaos juntos, y que elevábamos al viento entre risas de emoción. También jugaba mucho con mi hermana con la casa de muñecas que papá nos hizo de madera… o en el club de lectura de los cuentos escritos por papá… Son muchos y tan entrañables aquéllos recuerdos. ¡Gracias por hacerme revivirlos!

Comentario por Marimar

Los veranos eran eternos en el pueblo de mis abuelos.
Me bastaba con un trozo de yeso para poder pintar en el suelo de la placeta: una casa con distintas habitaciones para mis “Barrigitas”; el tejo para jugar con Ramoncito, Maribel, Hortensia, Rosana y Javi; frutas y verduras que después yo anunciaba a gritos para que vinieran a comprar mis amigos…
Mis manos, mis rodillas y mi ropa siempre estarán manchados de tiza blanca.

Comentario por Elena

unos de mis mejores recuerdos es el juego del “naranjero” nos lo inventamos con mi hermana, cada una se ponía a cada extremo del pasillo de casa y nos lanzamos una naranaja y así un buen rato (con distintas naranjas) y luego nos hacíamos zumo con ellas… recuerdo a mi mamá en la cocina mientras nosotras nos matábamos de risa jugando así las tarde de invierno 😀 ¡¡qué dulces recuerdos!!

Comentario por Silvina

pues yo me crié en un descampado que se prolongaba hasta la montaña,sin coches ni molestias.
Cada tarde en invierno o verano mi madre me llevaba alli,se sentaba en un escaló a charrar con otras madres,y mientras nosotros jub¡gabamos sin parar.Mi reino era una montaña de escombros,bien alta,de piedras y tierra.Me sentaba en lo alto y armada con un palito,desentarraba piedras.Pasaban volando las horas….cuando sacaba una piedra (podria costarme varios dias,pues eran muy grandes),me gustaba sentir su olor a tierra caliente y humeda,y despues de contemplarla,la empujaba suavemente montaña abajo,y me ponia con otra.
Un dia se llevaron la montaña,y me tuve que poner a jugar con los demas niños….Pero se quedó un hueco en mi corazón

Comentario por mireia

Siempre me encantó jugar con la cocinita… ainsss qué buenos ratos pasaba!

Comentario por Mar76

Me encantaba jugar con mi hermano pequeño (solo nos llevamos 1 año) a lo que fuera: a los indios, con los clicks de playmobil,a cocinar con los cacharritos de cobre de mi abuela, a las tinieblas, al futbol,….qué años más buenos

Comentario por ana

Tijeras y recortables. Este juego llenó muchas muchas tardes de hija sola. Recortaba todo lo que se ponía por delante: muñecas y vestiditos, maquetas de papel de casas y castillos, revistas de moda, periódicos,… Tenía cajas llenas de recortes y recortables.

Comentario por cuadernoderetazos

De petita m’encantava jugar amb les meves nines. Tenia Barriguitas i Nancys. Les vestia, les pentinava, els hi tallava els cabells…ç
També m’atreien molt els cotxes de l’Scalestric dels meus germans grans, però ells no em deixaven jugar mai. Quina frustració que em va crear. El fet de ser una única nena va fer que les meves nines es convertíssin en les meves incansables companyes de joc.

Comentario por Cristina de Castellarnau Artero

Mi mejor juego y a la vez compañero de juegos, fue hasta los 7 años mi amigo imaginario Chis. Chis era un ratoncito aventurero con el que podía hablar de miles de cosas y vivimos juntos un montón de aventuras!! Casi 20 años después me sigo acordando de cómo era y los buenos ratos que pasamos juntos!!

Comentario por Beatriz

De canijo siempre fui de jugar con coches. Así que cogía las cintas VHS que habia por casa y las usaba para montar pistas de carrera, con sus “boxes” y todo, jaja.

Mas tarde llego el scalectrix, muy bonito y sorprendente por aquel entonces, pero preferia mis coches viejos y mis propias pistas 🙂

Comentario por Pedro

Yo vine a vivir a España a los 6 años, antes vivia en Holanda en el centro de Amsterdam, hija unica rodeada de juguetes preciosos, me recuerdo a mi misma jugando muchas veces sola dentro de casa… lo que más me gustó de venir a españa fué jugar en la calle con los demás niños a goma, a pelota, a construir casitas con ladrillos de alguna obra cercana, a concursos de cantar canciones de la radio… que divertido!!! Muchos de los juguetes “bonitos” perdieron importancia para mi, no los necesitada con una piedra y un palo y mis amiguitos tenia más que suficiente!

Gracias por ayudarnos a recordar estos momentos! Y gracias por el sorteo!

Comentario por Susilha

Mis recuerdos más vividos son por una parte el tiempo pasado en el campo donde vivía mi abuela, todo era juego en el exterior, en contacto con la naturaleza y animales: trepar, saltar, mojarte, tocar …
por otra parte guardo muy buenos recuerdos de los juegos a dos bandas con mis amigas de la infancia, la complicidad que se creaba en juegos de tu a tu, fuera el que fuera: puzzles, cartas, enredo, las damas … y sobre todo juegos de ingenio, de asociaciones de ideas, de palabras, y las risas que producían .. Gracias por este sorteo tan lindo.

Comentario por cris camarena

¡Qué bonito poder leer tantos recuerdos de infancia de tantas personas!

A mi hermana y a mí nos encantaba dibujar grandes soles en trozos de papel y dejarlos caer por la ventana cuando se iba a casa la maravillosa chica que nos cuidaba. Ella corría por la plaza, intentando coger el sol, que caía con un divertido y suave baile. Nos divertíamos muchísimo y tenemos un recuerdo muy tierno de esa época, ya que ella nos decía que así “siempre salía el sol”.
🙂

Comentario por Gálago

La soga y la goma. Así a botepronto es lo que me ha venido a la memoria cuando me he puesto ha pensar. Creo que son los juguetes con los que más tiempo he jugado, en el patio de la ikastola, en la plaza de debajo de casa, en la sala de estar poniendo la goma entre las dos sillas, ….

Comentario por Leire Etxebarria

El mejor juego para mi y hoy en día el favorito de mi hijo es jugar en la naturaleza: subirme a los árboles, construir cabañas con ramas, jugar a las “comiditas” con barro, hojas, piedras,…
Cuanto disfrutaba!!!

Comentario por pandereteira

Vamos a ver…porque recuerdo muchos! el primero, hacer potingues con agua, azúcar y pimentón rojo, y dárselo a comer a mi muñecas… y cortarles el pelo (quien no lo ha hecho!). Ir en bici por el pueblo… y… os acordáis de la “ruperta” del 1,2,3? había un juguete que era como un palo con una anilla y la ruperta al final, te lo enganchabas en una pierna y describías círculos con ella mientras saltabas con la otra, era divertidísimo!! Ah! y un juego que nos duraba todo el verano… nuestra “tienda”. Comprábamos chuches y las vendíamos por una peseta más, ó dibujábamos caretas ó hacíamos pulseras a buen precio… jaja!!

Comentario por ESTER

yo cuando era pequeña, jugaba muchísimo en la calle, teníamos un patio comunitario y allí montabamos nuestras tiendas,casitas, consultorios mèdicos, con todo lo que encontrábamos, palos, piedras, hojas… tengo un recuerdo fantástico de aquella época…creo que soy maestra porque disfruto viendo crecer y disfrutar a los alumnos en su juego diario y porque nunca perdí las ganas de aprender.

Comentario por noelia

Record molts jocs. Sobre tot els que feiem a un petit poble del nord de Navarra on les joguines eren qualsevol cosa. De fet jugava molt amb una amiga i jugavem a ser grans: la nostra moto era un columpio, ens feiem el menjar per suposat de pedres i herbes i tot així. Ens podiam passar hores.

Comentario por Valeria

Lo que mas, jugar en la calle, en la caseta de arbol, recolectar hojas y plantas y montar un puesto de venta de verduras, jugar con la arena, la comba…

Comentario por IRATXE

nosotros jugábamos muchísimo en el recreo a los cromos.Venga a larle con las palmas para que se diera la vuelta, podiamos jugar en pareja o no, y de la palabra y cuando ganabas los cromos a otra niña deciamos la he “escabuchado”.
También jugábamos a la goma o a la comba y a churro media manga mangaentera jejeje que recuerdos más bonitos

Comentario por nuria

Recuerdo muchos juegos…desde el futbol, o jugar a “matar” en el patio del colegio, a la comba y las gomas en la calle de delante de casa..

Comentario por Laia

Recuerdo sobre todo los juegos en la calle, los perfumes que hacíamos con un poco de alcohol con lavanda o petalos de rosas….perfumes que luego metiamos en tarros de cristal y saliamos a venderlos por el vecindario con la carretilla!!! TAmbién recuerdo con cariño las cabañas que hacíamos sobre todo en verano, utensilios: una escalera de tijera abierta (elemento fundamental), toallas y pinzas de la ropa…
También me gustaba montar casas de los cliks…mi hermano el pobre esperaba a que yo montara la casa durante horas y cuando ya la había montado ya no me apetecía jugar!!
QUÉ RECUERDOS!!!

Comentario por ele

Me encantaba jugar con canicas, con coches, con barbies y con nancys, o con mis piezas de tente. Al conecta 4, al quién es quién, al operación, al pictionary y al scattergories. A médicos y enfermeras, a maestra, a secretaria (con un auténtico maletín lleno de talonarios y libretas de registro). A la cuerda, a las gomas, a picar cromos, a volei (cuando se puso de moda aquella serie de anime en telecinco).

Comentario por sfer

Yo guardo con cariño el recuerdo de mis mecanos y mis tente. Los combinaba con los clicks de Famobil y me montaba unas historias increíbles que duraban horas. Construía coches y hacía carreras entre ellos, policías que asaltaban barcos, castillos que se defendían de los ataques del enemigo… 😀 Y no es que tuviera muchas piezas, sólo eran unas planchas y un par de ruedas, pero me proporcionaron diversión durante muchísimo tiempo.

Un abrazo.

Comentario por Enhac Adira

Yo guardé practicamente todas mis muñecas, sus ropitas, tarteras,… buf! un montón de juguetes que ahora disfrutan mis hijos 🙂

Comentario por meninheira

Mi infancia transcurrió en una época en la que no teníamos demasiado juguetes (muchos menos que los que tienen ahora mis hijos !) pero teníamos una imaginación desbordante. Vivía en un pueblo no muy grande (unos 8,000 habitantes) donde podías coger la bici e irte tranquilamente a cualquier sitio; a buscar a alguna amiga, al río, a hacer algún recado para tu madre… Jugábamos a todo: a pillar, a la cuerda, a la goma, a brilé… Pero lo que más me gustaba era trepar a los árboles. Sobre todo a un avellano que había al lado de la casa de mis abuelos. Mi abuelo cortaba la hierta y la amontonaba debajo del avellano y mis primos y yo, en cuanto se descuibada, saltábamos al montón de hierba !! El se enfadaba (de mentirijillas) porque decía que si aplastábamos la hierba ya no se la podía dar a los conejos… pero la siguiente vez que segaba la hierba, la volvía a poner allí… Y nosotros, muertos de risa, volvíamos a saltar !!!

Comentario por Elisabeth

Recuerdo que me encantaba jugar con las muñecas recortables y sus vestiditos y complementos. Tenía muchas. También jugábamos a la cuerda y a la goma, o al balon prisionero (Creo que se llamaba así) o a la carta (dibujábamos 10 casillas en el suelo y a saltar sobre ellas). Muchos juegos coletivos con todas las vecinas, siempre hacíamos algo divertido. Jugábamos en la plaza donde vivía con mis padres. Era muy grande y no pasaban casi coches, cn lo cual, teníamos mucho espacio para nosotros.

Comentario por Marta

pues mi recuerdo es jugar con las barriguitas. Y en el patio al potro, a las gomas, a la cuerda. era divertido.

Comentario por maite

Mis recuerdos de juego son geniales, y sobretodo los de la calle, siempre estabamos en la calle, con las bicis, patines, monopatines, balones, jugar al pilla pilla, escondite, churro va, a las canicas, a las piedrecitas buff!! un monton de juegos, y despues de jugar las mamas nos lanzaban los bocatas por los balcones y la merienda cena en la calle eso era lo mejor y no pasaba nada!!!

Comentario por monica

Me encanta ver los zapatos de mi hijo de 3 años llenos de polvo. Por desgracia su polvo proviene de un parque de ciudad, pero yo tuve la suerte de ensuciármelos en un pueblecito de montaña entre León y Asturias. Allí niños y niñas jugábamos detrás de la casa de mis tíos a LAS CHAPAS y también recuerdo las “trastadas” que hacíamos en los hormigueros que nos interrumpían la pista hecha para las chapas, metiéndoles agua a saco para ahogarlas. En fin, así somos de pequeños, y después guardamos felices recuerdos.

Comentario por Ana

Me encanta recordar aquellos tiempos, el escondite, hacer el pino en la plaza enfrente de mi casa, jugar a la busqueda del tesoro escondiendo pistas por toda la casa (incluyendo los zapatos de mi padre, puaggg), la goma, la rayuela… que tiempos más bonitos. Por esto ahora quiero que mis hijos jueguen en la calle, se ensucien con la tierra o el barro, experimenten… quiero que de mayores tengan un recuerdo tan especial o más que el mio. Besos.

Comentario por BeaLS

Recordo especialment els jocs col·lectius a la plaça del poble. M’agradava molt jugar a la llauna, a conillets sortiu, a amagar-nos, a saltar a corda… Qualsevol cosa per córrer i saltar i embrutar-nos tot el possible. I a casa ens agradava molt fer cabanes: moviem totes les cadires del menjador i el sofà i hi posàvem a sobre llençols vells. Per sort sent 5 germans no teníem pas temps d’avorrir-nos gaire!

Comentario por Muntsa

Quan era petita m’encantava jugar al carrer. Allà ens reuniem molts nens i nenes i jugàvem, sobretot a l’estiu fins que era de nit. A sota d’uns pins dibuixàvem amb la pinassa el que serien les diferents parts de la casa, amb pinyes i pedres les decoràvem, i allà viviem entranyables històries de grans i petits. En aquell mateix espai jugàvem a la bombeta, a “colla-colla vingui-vingui”, a cuc i amagar, a veritat i conseqüència… Quan es feia fosc, un nen més gran treia el seu acordió i tocava. Tots ballàvem. Hi havia pares que treien el sopar (entrepans, o el plat amb el menjar) i s’afegien al ball. Nosaltres sempre sopàvem a casa i després tornàvem a sortir. Tenia poques joguines, però era molt feliç…

Comentario por Glòria Cantero

Recuerdo que mis juegos eran muy serios e importantes en su época. Un despliegue de ingenio para resolver un problema, en que el proceso de aprendizaje era siempre ilimitado. En una ocasión yo simulaba conducir un auto de carrera, había dispuesto un pedazo de tabla en el suelo y una rueda de bici hacía de manubrio. Al rato, mi hermano mayor, hoy ingenierio, se entisuasma con mi veloz experiencia. Vamos a construir un auto! dice. Y manos a la obra, con maderas y las ruedas de mi coche de muñecas; había que hacer sacrificios, logramos fabricar un pequeño volido. Era basicamente un trineo con ruedas. Una tabla clabada a cada lado, nos permitian frenar medianamente. Y una transversal en la parte delantera, dirigir con los pies. La única manera de lograr movimiento era lanzarnos por la pequeña cuesta del barrio… El triunfo era una sensación tremenda: el poder hacer nosotros mismos lo que nos imaginabamos!… Obviamente generamos todo un movimiento, los niños vecinos se entusiasmaron y se inicio una especie de competencia por generar autos caseros… se notaba que entonces eran más los adultos quienes trabajan en ellos. Hoy agradezco el juego de patio, incluso las carencias de esa epoca. Entiendo la importancia del estimulo a experimentar, el respeto por las ideas y los procesos de los niños y adultos.

Comentario por Agnes González

Doncs si tanco els ulls la vivència que tinc és les llargues estones que passàvem la meva germana i jo jugant a joc simbòlic, ja sigui, aventures de família, botigueres o metges. El material que usavem solia ser objectes reutilitzats de casa, llençols, cartrons, xinxetes, papers i joguines nostres. La zona de joc variava segons necessitat tant nostra com dels pares, recordo que ens adaptavem força als racons i els pares ens deixaven força lliures, després evidentment ho recolliem… Eren unes vivencies tant reals! tant profondes! de fet a les meves filles juraria que estan vivint una situació similar, estan tant al seu món! és molt bonic de veure i de viure-ho!

Comentario por Núria

Al pensar en mis juegos de infancia recuerdo, más que ningún juego o juguete, a mis compañeros, compinches y complices: mis cuatro hermanos. Cabañas con sillas y sábanas en el comedor, una pista de patinaje sobre taburetes del revés en el pasillo, un frontón en el recibidor, una función de teatro vestidos con ropa de mamá y papá, un barco pirata en el sofá, una cama elástica furtiva en la cama de papá y mamá, un baúl de disfraces, un concurso de canciones inventadas, una partida interminable al escondite… ¡qué recuerdos!
No recuerdo especialmente ningún juguete pero si mil juegos que inventábamos y compartíamos, que me han acompañado siempre y que hacen que hoy al escribir estas lineas me llenen los ojos de lágrimas de felicidad…¡¡¡ojalá mi hijo cuando sea adulto se emocione tambien al recordar una infancia así de feliz!!!

Comentario por Natalia Romero

Els meu record del joc de l’infància és amb la meva cuineta de fusta (que me la van regalar els meus pares per no mossegar-me més les ungles..!) la tenia en el menjador de casa, allà mi vaig passar hores fent pastetes de farina, simulant que eren purés i sopes…jugava amb pasta i arrós i feia unes barrejes!…jo feia de cuinera i cambrera alhora..el meu pare simulava que era el client…i jo li prenia nota, era molt divertit!
I en el jardí de casa la meva àvia també mi passava hores, simulava que tenia una carnisseria o una botiga de queviures, jugava amb les fulles de les plantes com si fos un tros de cansalada o de llangonissa i la tallava a sobre d’una taula de fusta amb trossets molt petits, amb els troncs i les pedres simulava que eren fruites o verdures… A l’estiu, m’encantava ballar nua i fer les meves pròpies coreografies … mentre l’espersor em mullava i donava voltes en si mateix. Tinc molts bons records…

Amb molta imaginació feia moltes coses i no em calia gaire cosa més per jugar i ser feliç…!

Comentario por Estel·la

M´agradava molt remenar a les golfes de casa els avis o a l´antiga botiga de l´àvia que era la botiga de les “milcoses” al poble del meu pare,….sempre somniava a trobar algún misteri per resoldre o algún tresor amagat…quins records!!!

Comentario por Sandra

Siempre asocio la idea del juego a estar con amig@s: jugábamos a la rayuela, con el balón, a hacernos cabañas con cañas y hierba, a canicas, a la goma y a la cuerda… Es un tiempo que echo mucho de menos y que me gustaría que mi hija pudiese disfrutar… Espero que lo puedan hacer todos los niños!

Comentario por Helena

Durant les llargues setmanes d’estiu m’encantava recòrrer els camins propers a la casa de pagès dels meus avis amb la bicicleta i jugar a amagar en el bosc, ben quieta darrera un arbre sentint aquella olor de sotabosc tan intensa, tot era llibertat i present.

No deixem mai de jugar!!

Comentario por Ester

Em toca!

Recordo molts moments màgics acompanyada de la meva germana i els meus cosins.

Entre setmana ens perdíem per tots els racons d’un parc proper a casa. Hi vàrem descobrir la fi del món, un estany ple de capgrossos que posàvem en galledes i portàvem cap a casa il·lusionats per poder-ne veure la metamorfosi, vàrem recollir tones de càpsules d’eucaliptus que transformàvem en exquisits perfums…

Els caps de setmana anàvem al bosc amb el meu pare i teníem un “campament” on vam fer el nostre hortet. Vàrem plantar-hi patates, tomàquets i totes les llavors que replegàvem.

Als estius ens trobàvem amb més cosins encara hi anàvem al poble, a la platja…

Només espero poder donar als meus fills tant com els meus pares varen donar-me (i segueixen donant-me) a mi.

———-

Me toca!

Recuerdo muchos momentos mágicos acompañada de mi hermana y mis primos.

Entre semana nos perdíamos por todos los rincones de un parque cercano a casa. Ahí descubrimos el fin del mundo, un estanque lleno de cabezudos que poníamos en cubos y llevábamos a casa ilusionados por poder ver la metamorfosis, recogimos toneladas de cápsulas de eucalipto que transformábamos en exquisitos perfumes …

Los fines de semana íbamos al bosque con mi padre y teníamos un “campamento” donde hicimos nuestro huerto. Plantamos patatas, tomates y todas las semillas que íbamos recogiendo.

Los veranos nos encontrábamos con más primos aún e íbamos al pueblo, a la playa …

Sólo espero poder dar a mis hijos tanto como mis padres me daieron (y siguen dándome) a mí.

Comentario por nitdia

Redordo les tardes de joc imaginari en les que em convertia en un intrèpit submarinista amb les ulleres d’anar per sota aigua i dues ampolles de “sifón” lligades a l’esquena amb un tros de beta, preparat per submergir-me en les profunditats del passadís de casa la meva àvia. Durant aquelles estones tot tipus d’aventures eren possibles i sovint l’àvia s’hi afegia aprofitant les seves anades i vingudes per la casa.

Comentario por Ignasi

Doncs recordo les tardes de pluja que la meva mare estenia al llarg del passadís un bon tros de paper d’embalar, s’asseia al terra a observar-nos a mi i a les meves germanes com deixavem corre la nostra imaginació i creativitat. Tot ben amanit amb un bon berenar i sentint els llams i trons en la tarda ennegrida.

Comentario por Josep Díaz

Jo de petitona em feia un collarets amb macarrons, que motes ja haguessin volgut tenir-ne un i la mare me’ls deixava pintar era genial em tenia m’ho passava genial i també m’encantava pintar pedres!!!

Molts petons i felicitats a tot don!

Rosa.

Comentario por Rosa Vilaró

Doncs jo de petit agafava l’estenedor de la roba de la meva mare i l’omplia de les verdures que trobava a la cuina. Muntava una paradeta al passadis de casa i jugava a ser el venedor de verdures del mercat. A ma mare no li agradava la idea que les verdures quedessin destrossades…això quan no feia de senyor arreglador, tot i que els preus que li oferia a la mare per arregalr-ho tot eren abussius per l’epoca…

El senyor arreglador

Comentario por Toni Marín

El joc més divertit era construir cabanyes amb els coixins del sofà. I també jugar a fet i amagar, a disfressar-nos, a construir amb el Tente i com no els cliks de Famobil.

Comentario por cris

Recordo dinar ben ràpid per sortir al carrer, si, si al carrer, llavors no passaven gaires cotxes!
Sortiem amb els meus veïns a fer mil i una coses, cabanes… però recordo especialment una corda quilomètrica i passar hores saltant i saltant!
Ben senzill! Quins temps!

Comentario por meritxell

Todavía me emociono cuando recuerdo todo lo que jugué en la calle. Sensación de libertad, los amigos, aventuras, tesoros en el barranco… Me duele ver que es algo que los niños de hoy han perdido.

Comentario por Javier Valeriano Correa

Hola!
un dels jocs que mes recordo de la infantesa és quan al poble de la meva mare nes juntaven uns quants nens i construiem cabanes amb els troncs, pals, roba, fulles i qualsevol objetce que trobavem. era taaaaaaan divertit!
Felicitacions per la botiga i per la feina que feu!

Comentario por Noemí Muñoz

Hola!
un dels jocs que mes recordo de la infantesa és quan al poble de la meva mare nes juntaven uns quants nens i construiem cabanes amb els troncs, pals, roba, fulles i qualsevol objetce que trobavem. era taaaaaaan divertit!
Felicitacions per la botiga i per la feina que feu!

Comentario por Noemí Muñoz Pandiella

m’ha sortit duplicat el comentari. No ho tingueu en compte, si us plau!

Gràcies

Comentario por Noemí Muñoz Pandiella

el que mes recordo de la meva infancia, es quan jugava amb nines de paper.

m’ho pasava bé o bé, creant jo els vestits, o retallant-los.

o el tipic joc dels metges amb la meva mare.. jo era el metge/secretaria i ella la pacient.

Comentario por Alma del Campo Berenguel

Tuve una infancia tan modesta, sin comodidades ni cosas materiales ¡y era tan feliz! ¡era feliz jugando con tierra, con agua, caminando descalzo, jugando al pillarse arriba de los árboles con mis primos y amigos ¡sí, al pilla pilla arriba de los árboles!…hubo una etapa en mi infancia que me ilusiona mucho y es cuando me mandaban a comprar solo y yo me ponía metas en secreto: tenía que ir y volver tan rápido tan rápido que nadie se diera cuenta! y entonces mi tía me decía: ¿y todavía no vas a comprar? y yo detrás de mi espalda sacaba mis manos y le entregaba lo que me habían pedido ¡me encantaba cuando ella me decía qué rápido eres! jajaja son juegos que alegran mis recuerdos. Con mis primos jugábamos a hacer barcos, porque cuando se salía el río se formaban pequeños arroyos en la calle y con trozos de madera hacíamos barquitos y los seguíamos hasta donde llegaran…y hacíamos interminables caminos en la tierra por donde pasaban luego los coches ¡que también lo hacíamos! a nosotros nos regalaban un juguete para la navidad, entonces durante el año siempre andábamos inventando cosas y juguetes.

Son recuerdos inolvidables…y mi infancia fue tan feliz que trato de compartir esas experiencias (en la medida de lo posible) con mis hijos.

Comentario por Marco

Teniem un cistell penjat del balcó de la veina de dalt que arrivava fins al meu balcó i ens deixavem tresors l’una a l’altra. Cada cop que em llevava del llit, tornava a casa o, simplement, pasava per la galeria mirava el cistell i, la majoria de les vegades hi havia alguna cosa. Crec que molts d’aquests “tresors” eren d’anada i tornada, l’important era fer la trovalla i buscar alguna coseta per deixar-li. Quina enyorança!
Gràcies per rescatar aquest record, ara li envio un missatge a la meva veïna per recordar-li.

Comentario por Sabrina

Las mejores emociones de alegría de mi vida, están relacionadas con los juegos. Mi primer Tente, que me regalaron los reyes de las monjitas, en el internado, cuando era pequeña, mis primeras muñecas a las que le lavaba el pelo y se lo arreglaba, e incluso las maquillaba (eso sacaba loca a mi hermana)…, las tizas blancas para hacer las torres y saltar a la pata coja, la comba, etc… cuantos recuerdos bonitos.
También esos juegos cantados e interactuados cuando era monitora d’esplai con los chavales…
En fin los juegos siempre me han echo muy feliz y me han proporcionado recuerdos fantásticos.
Feliz día Internacional del Juego para todos.

Comentario por Asun

A mi hermano y a mi nos encantaban las construcciones, mezclando todo tipo de piezas desde las heredadas de padres…de madera,junto con otros juguetes o cosas que en ese momento estaban por allí como cajas de cassettes, libros… También nos gustaba mucho un corcho donde se clavaban figuritas de madera haciendo personajes, animales… Y recuerdeo mucho jugar con el super8 a que teníamos un cine y hacíamos cosas para vender y pintábamos las entradas y “cobrábamos” por entrar en nuestra habitación para ver la película familiar.
Preciosa página!!!

Comentario por Leticia

En mi casa jugábamos a todo de tipo de juegos, éramos 4 hermanos y recuerdo mi infancia, jugando, jugando y jugando!. Jugábamos a las canicas, tazos, habas, goma elástica… nos intercambiábamos cromos, hojitas de papel que tenían olor…, íbamos al monte y construíamos cabañas con palos, íbamos de excursión a descubrir lugares nuevos, etc, etc, etc. ¡¡Qué buenos recuerdos!!
Me encanta vuestra tienda, es maravillosa! Teneis de todo!juegos y juguetes muy originales.
Yo apuesto por vuestros tipos de juguetes, de madera, que fomenten la creatividad, la imaginación, que sean educativos… y además son estéticamente muy bonitos.
¡Enhorabuena!

Comentario por OLIVIA

Quan penso en la meva infantesa el primer que em ve al cap són moltes tardes de jugar soleta a nines: les banyava, les vestia, els hi cantava cançonetes perque s’adormíssin i de vegades els hi donava la llet del meu esmorzar en el seu biberó. Així la mare es pensava que me l’havia begut i jo contenta perque les meves nines estarien més guapes,…

Comentario por Esther Sallent Pladevall

Mi hermano y yo jugabamos en la huerta de nuestros padres a hacer comiditas con barro y después haciamos que lo cocinábamos en una cocinita de madera, hoy en día nuestros hijos siguen jugando en la misma cocinita y en el mismo lugar…es precioso verles jugar!!

Comentario por maría g

A mi me han venido a la cabeza muy diversos juegos en escenarios de mi infancia muy distintos. En mi habitación montando mundos e historias con mis muñecas, sola o con alguna de mis amigas. También allí, pasando horas montando y organizando mis cajas de tesoros. En la plaza con mis amigos, subiendonos a los árboles, corriendo e imaginando aventuras intrépidas, o saltando a la comba y a “goma”. En el pueblo de verano jugando con mis amigas en las playas o en los caminos de la costa a piratas, o pintando piedras y “venderlas” en una tienda improvisada sobre una caja de frutas. O en las huerto de mi abuelo, en una zona de huertas, haciendo “carreras de barcos” en los riachuelos y jugando con el barro.
Gracias por hacerme recordar todo esto y mucho más.

Comentario por Marta

Situaros: un pequeño pueblo de Castilla. Para este juego sólo necesitábamos:
Un montón de tierra, una piedra plana, y una parte de una planta cuya forma era muy parecida a una alfiler.
Se enterraban las alfileres en la tierra y el juego consistía en pasar la piedra por la tierra cortándola. Quien desenterraba mas alfileres, ganaba.
¡Cómo disfrutábamos!

Comentario por marta

Cuando no se podía jugar en la calle me encantaba inventarme historias, convirtiendo cualquier mesa cubierta por un mantel en una cueva, las esquinas del pasillo en paradas de autobús, las sillas en trenes, cualquier tela en un vestido de princesa o de campesina…
Un rinconcito en el suelo de cualquier habitación me servían como refugio para disfrutar de la lectura como buena “leona” que era.
Los juegos de construcciones de madera y las mariquitas de papel también me apasionaban; yo misma iba a incorporando nuevas muñecas y ropitas creadas por mí misma.
Y cuando podía estar al aire libre, aprovechaba para dejar salir esa energía desbordante por la que mis padres me llamaban “cabra loca” y trepar a los árboles, hacer carreras de bicicletas, columpiarme más y más alto hasta casi dar la vuelta, jugar a la rayuela, la comba o la goma, al ¡burro va!… y a otros 1000 juegos tradicionales o que entre todos inventábamos.
Tuve lo más imnportante para un niño: imaginación y tiempo para poder desarrollarla. Creo a los niños de ahora, por más que lo tengan “todo”, les falta precisamente eso: tiempo y espacio donde poder ser niños.

Comentario por Ana

de petita recordo jugar amb les meves germanes i cosins a casa dels avis a l’estiu… feiem vaixells a les dues lliteres de tres pisos que teniem a l’habitació treient els matalassos i penjant les mantes per fer de parets, aixecant les fuestes que feien de somiers per comunicar els diferents nivells…. i també jugar a fora al carrer fins tard… o anar en bici a buscar guayabas enfilant-nos als arbres, o a recollir peixos quant el riu creixia per despres vendre’ls en una paradeta, o fer gelats casers per vendre!!!…en fi molt divertit amb poques coses!!!!

judith

Comentario por judith

Me pasa como a la mayoría de las personas que han comentado hasta ahora. No se me borra del recuerdo los veranos en casa de mis abuelas, al aire libre y todos los primos juntos, no recuerdo ningún juguete, sólo sacos, plásticos maderas, carretillas, tierra, mangueras… Fueron los momentos más felices de mi infancia!

Comentario por Lara García

Tengo un recuerdo muy especial de mi tienda de indios.. Simplemente con entrar dentro, me sentía como en otro mundo donde todo era posible..

Comentario por ingrid

A mi les joguines no m’agradaven massa, a mi m’agradava jugar al carrer amb tots els veïns i veïnes.

Comentario por sandra

De joguines, a casa, fer puzzles (en tenia 3 o 4 que vaig fer moltíssimes vegades) i el Lego.
A casa dels meus avis, amb les meves cosines, jugant a amagar i perseguint-nos amb bicicleta

Comentario por Cesc

Recuerdo con cariño los juegos en la calle con los amigos, pero lo que de verdad me emociona es rememorar las hora de juegos con mi padre, todo valía, al principio montar cosas con diferentes elementos, despues los juegos de mesa y las cartas. Siempre perdía, nunca me dejó ganar, pero ahora… no hay quien pueda conmigo!! Espero con ganas que mi criatura crezca para poder jugar y jugar con ella.

Comentario por ciofont

De pequeña, para el buen tiempo solíamos ir al huerto de mi padre, ahi pasábamos muchas de las tardes jugando en las acequias, mojándonos, como material utilizábamos el barro, los palos y las malas hierbas y así creábamos tartas, riachuelos, comiditas, batallas de barro, chapoteo.
Ya ves, ni pilas, ni tele, ni juegos sofisticados, solo erá necesaria nuestra imaginación y ganas de pringarte con tus hermanos.

Comentario por Paloma

Habia muchos juguetes con los que me encantaba jugar, pero recuerdo debilidad por las construcciones, i por hacer serpentines con dominó. En el esplai teniamos un par de cajones de fruta grandes llenos de tacos de madera, todos aproximadamente iguales, como fichas de dominó pero el doble de gruesas. Nos pasamos toda una tarde montando uno gigante. Creco que ocupamos una superficie de unos 5x5metros, aunque ya se que el recuerdo (especialmente el infantil) a veces esta defomado. Quitabamos piezas cada palmo de recorrido, para que si un trozo caía accidentalmente no arrassase con todo antes de tiempo. Cuando estuvo listo llamamos a todos para que viniaeran a verlo. Se interrumpio la secuencia en 3 o 4 puntos, pero todos nos sentimos orgullosos y satisfechos.

Comentario por Albert

Me pongo un poco nostálgica al recordar los veranos en Galicia en casa de mis abuelos: nos reuníamos todos los primos y hacíamos un montón de excursiones y de comidas multitudinarias. Nos encantaba ir al río con un bote de mermelada a recoger renacuajos y de paso a remojar los pies (siempre con la emoción de que circulaba la leyenda de que había una culebra en el río), curábamos las patitas de los pájaros que se caían de los nidos, hacíamos mercadillos y cocinitas con todo tipo de palos, ramas, tierra y el pienso de las gallinas! Visitábamos la granja de los cerdos y volvíamos apestando a gorrino pero con una sonrisa de oreja a oreja; nos tirábamos y hacíamos batallas sobre los montones de heno recogidos y era toda una aventura que al caer la tarde nos recogiera el tractor de vuelta a casa. Por la noche jugábamos todos a cartas y muchos fueron los días que madrugamos para ordeñar las vacas y abrir el gallinero para recoger el primer huevo de la mañana y desayunarlo junto a un enorme vaso de leche sin hervir (mi madre se llevaba las manos a la cabeza!). Jugábamos a escondernos en las casas abandonadas del pueblo, construimos un columpio con una tabla de madera y una soga de atar las vacas y nos encantaba acudir corriendo al pitido de las furgonetas que traían el pan, el chocolate, el pescado y los ultramarinos. A este último lo esperábamos con mucha ilusión, pues siempre nos preparaba una sorpresa en forma de phoskitos, helados o pasteles y chucherías varias… Pienso en mi hijo pequeño y en todo lo que se perderá por el tipo de sociedad en la que estamos inmersos, y sólo espero poder hacerle revivir aunque sean algunos de estos momentos tan genuinos y maravillosos, poderle enseñar la esencia del juego y la increíble felicidad de sentirte libre y en conexión con la naturaleza y la vida. Gracias a vosotras, Claudia y Carmen, por hacérnoslo más fácil con proyectos como el vuestro. Un abrazo.

Comentario por Lorena García

Hola!
doncs jo jugava molt amb les cortines del menjador. Tenien unes vores grans que ens van servir per amagar-hi tresors, i amb pinces d’estendre roba, les cortines i 2 o 3 cadires fèiem cabanes per jugar i amagar-nos-hi. Entre els tresors i les cabanes vam acabar per desfer totes les vores! …i ens ho vam passar mooooolt bé!

Comentario por Adela

A mi m’agradava jugar a fer aventures amb fruites. El platan sempre era el pare, es clar, i els enciams eren els dolents,els tomaquets eren els entremaliats i les patates sempre portaven problemes però eren bones dones, també pelava mandarines i els grills eren els meus fillets que vivien sempre amb mi i després era molt dur quan me’ls menjava. La meva germana no podia menjar-se els grills amb els que havia jugat, li feien pena.

Comentario por marga

tengo mil recuedos de mi infancia, pero por encima de todo, añoro las tardes en que mis hermanos y yo rebuscábamos en los armarios de mis padres para inventarnos disfraces. Lo que más nos gustaba era disfrazar a mi hermano de chica y maquillarle, que bien lo pasábamos….

Comentario por emma

De pequeña solia ir de vacaciones a la torre donde disfrutaba del aire libre, la piscina y mi bicicleta.
Solia jugar con la tierra y el agua haciendo pasteles de chocolate para mis muñecas las barriguitas…me encantaba estar al aire libre.

Comentario por amparo

Mi bicileta y mi parking es lo que realmente recuerdo de mi niñez. El parking con los coches para arriba y para abajo, buscando aparcamiento, pequeños golpes que habia que hacer un parte, claro, limpiar los coches, etc. y mi bicicleta BMX, con la que recorrer todo los rincones haciendo barbaridades, realmente genial!! Aunque rebuscar en los armarios tampoco estaba mal!

Comentario por pequeñito

Quan em parlen de joguines de la infantessa ben segur que lo primer que em ve al cap son les nines (nancy, rosaura i un munt de nines menys famoses).

D’altres com el joc de la Srta. Pepis on ens ensenyaven a les nenes maquillar-nos… no ho van aconseguir jo encara no en sé!

Hi ha d’altres jocs que els hi vaig treure molt de suc: les gomes a la sortida del cole, el memory i el qui es qui com a jocs de taula, l’escalextric…

El que si que recordo es molta diversitat.

Comentario por Sandra Medina

M’agradava moltíssim, després de la migdiada obligada que ens feien fer a l’estiu a al magnífic Mas Millet, anar a treure les cargolines que s’enfilaven pels troncs dels pins petits, totes en filera, una al costat de l’altre fins tapar pràcticamnt tota l’escorça. Em sentia la salvadora d’aquells pins petits que tot l’any sofrien plens de cargolines (creia que les cargolines xuclaven la sàvia dels pins). Feia molta feina però l’any següent tornaria a tenir la mateixa o més era un joc inacabable!

Comentario por Marta

Doncs jo m’ho passava bomba anant a patinar a la pista del poble amb una amiga, amb aquells patins ferro, que pesaven quilos! I que, quan agafaves una “xina”, tenies tants números que et fessin besar el terra. Jugar a l’aire lliure era el millor!

Comentario por Erica

Quan em van proposar participar al concurs el primer record que em va venir al cap van ser aquells diumenges al camp; on arribavem i desapareixíem, fèiem 1001 camins i baixades, apareixíem per dinar i a la tarda tornàvem a fer les meravelloses cabanes… Quins magnífics records… Gràcies per la proposta! Petons

Comentario por Arcen

Hola! A mí de pequeña me encantaba jugar con mis muñecas, las peinaba, despeinaba, las cuidaba y las regañaba. También meterme entre los utensillos de cocina, de los de verdad. Además jugaba mucho en un árbol, típico del sitio donde soy, el ombú, que nos servía para trepoarlo pero también de casa y para descansar. Y otra cosa que recuerdo con mucho cariño era el jugar a hacer pasteles de arena en la playa, a los que les ponía azúcar de verdad! (iba juntando los sobres que algunas personas dejaban sin abrir junto a sus cafés).
Y todavía me encanta jugar!!!
Carolina

Comentario por Carolina

Mi mejor juguete: las hojas caídas de los árboles en otoño; lanzarlas al aire, sentir cómo caían…
Miles de hojas…

Un placer la infancia. Aún sigo en ella y más ahora que tengo dos hijos.

Comentario por Almudena Fontúrbel

Veig que aquest és un blog “retro”…. a tothom li fa despertar records dels seus jocs d’infantesa. Encara que sigui només per exercitar la memòria, val la pena fer-hi un comentari i fer un volt per la web.
Gràcies per fer-nos reviure els records més dolços.

Comentario por enric

A mi lo que me encantaba era jugar en la calle a la goma, a la comba, al pilla pilla….que buenos tiempos!!!

Comentario por macanro

A les gomes!!!! Hores i hores saltant i parant o penjada cap per avall de les estructures de ferro que hi havia a la plaça: castell, pont, paral·leles.
A casa, les nines i el Tente.

Comentario por esther

Yo jugaba al rescate, a la goma, que me encantaba, a la cuerda, al pañuelo, a los cacharritos en la calle: con arena y hojas preparabamos ricas comidas, al futbol… Y en el pueblo de mis padres, cuando ibamos en verano, veía como volaba cometas mi primo mayor y recuerdo un año, cuando comenzaron con el replanteo y vaciado de los pisos que edificaron delante de la casa de mi abuelita que incité a los demás niños a que los montones de arena que habían resultado de hacer los agujeros para colocar las zapatas de la cimentación los volviesemos a echar en los hoyos para que así no se construyesen… realmente pensaba que era posible eso. Era mucha arena y aunque lo intentamos no lo conseguimos y los demás niños se cansaron pronto, por supuesto, los pisos se construyeron.
La vida…
En casa me gustaba jugar sobre todo con un tente espacial que le habían regalado a mi hermano y con los clics de famobil, un castillo medieval o el barco pirata, que también eran de mi hermano. A mí me solían regalar juguetes que no me gustaba mucho: muñecas y cosas del estilo. Las realmente interesantes y divertidas eran las de mi hermano… me pregunto por qué mis familiares no consideraban en aquella época adecuado regalar a una niña clics o tente. Más adelante ya si empezaron a gustarme las muñecas, pero tardaron años en gustarme… De esas recuerdo con especial cariño a un muñeco llamado minene al que cuidaba y achuchaba.

Comentario por Patro

el escenario era en un pueblo pequeño de Argentina un patio grande con tres nogales y llenos de escombros de viejas construcciones, unos canastos (de metal)que el sodero había dejado, unas puertas viejas y unos panes o “facturas” del día anterior que mis padres (que son panaderos) nos dejaban para jugar al restaurant… una magia indescriptible… cuando nos cansábamos, eran suficientes unos cuántos pasos para trepar a los árboles y fantasear que éramos acróbatas de circo….
Momentos inovidables para mí…

Comentario por María

Si volia jocs quiets, les nines eren el meu joc predilecte, en tenia moltes, totes tenien nom que apuntava en una llista per ordre alfabétic i quan les rentava i pentinava posava una creu a la llista “d’arreglades”; si volia moviment, podia pasar-me hores saltant a gomes, com que soc filla única, les aguantava entre dues cadires del menjador. A veure si quan la meva filla tingui l’edat de jugar-hi encara hi jugen i m’hi apunto

Comentario por Gemma Sallent

Ui ! M’encantaven les tardes de dissabte a casa dels avis. Els cosins i cosines, pirates de diverses edats, campàvem pel menjador convertit en un mar infestat de taurons, saltant entre els penya-segats dels sofàs per arribat sans i estalvis a la tauleta potes enlaire, la barca salvadora! I, ai quan arribaven els pares! la feina era arribar ben ràpid a les destartalades coves improvisades amb llençols i pals d’escombra, repartides per la casa, on teníem cura de guardar prou provisions per si el captiveri voluntari s’allargava.

Uf, era genial! M’ho he passat pipa recordant! Gràcies!

Comentario por Esther

us vull explicar q a mi de petita el q més m agradava era fer-me cabanyes! recordo que anava a “la conreria” . un dia vaig agafar branques i aprofitant un sot entre pedres, vaig anar fent sostre i pareds…era un espai molt petit, on només hi cabia jo. amb unes rajoles soltes vaig cobrir un troç de terra.
despres a casa feia més cabanes aquest cop amb coixins, teles pel sostre i de pared les cadires…aqui hi caben amics.
ara a casa vull fer una cabana pels meus fills q encara son petits per fer-se’n…em fa molta ilusió!!! una cabana és un espai on un es sent segur, protagonista d una aventura, un mon per sentir-se petit,
on el temps i l espai es a mida d’un. un lloc de tranquilitat on tot es perfecte.
petonets!!!

Comentario por pilar gracia

Quan era petit, m’agradava anar amb els meus germans i veïns a explorar pel bosc que teníem al costat de casa. Ens podíem passar el dia fora i sovint tornàvem amb sargantanes, granotes o qualsevol altre bitxo als que els hi donàvem una nova “llar”. Eren altres temps, amb menys cotxes, menys tele i menys electrònica. Malgrat que hi visc encara molt a prop d’on vivia, el meu fill no podrà fer això: la majoria del bosc ja ha estat urbanitzat.

Comentario por Juanjo González

You truly outdid yourself with this post. Color me impressed.

Comentario por Rakshan Sanghvi

I every time spent my half an hour to read this weblog’s articles or reviews all the time along with a mug of coffee.

Comentario por Rachael

You’re so awesome! I do not believe I have read anything like that before. So great to discover somebody with a few genuine thoughts on this subject matter. Really.. many thanks for starting this up. This website is something that is required on the internet, someone with some originality!

Comentario por orange county seo expert




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: